Oliú apuesta porque a finales del 2009 se tendrá un "horizonte clarificado" de la crisis

Dice que ha quedado "relegada al pasado" la falta de liquidez y que ahora hay "necesidad" de que se pidan créditos.

GIJÓN, 15 (EUROPA PRESS)

El presidente del Grupo Banco Sabadell, José Oliú, apostó hoy en declaraciones a los medios de comunicación porque a finales de 2009 se tenga un "horizonte clarificado" de la situación de crisis económica. Algo que dijo es "necesario" para poder disponer de una "visión de conjunto" de la situación económica que permita "renacer las expectativas en el buen sentido".

Así lo señaló minutos antes de participar en el Consejo Consultivo del Grupo que se reúne cada trimestre y que se celebra hoy por primera vez en Gijón. Junto a Oliú atendió a los medios Pablo Junceda, director territorial del Banco Herrero, marca del grupo en Asturias y León.

Oliú apuntó que en estos momentos de crisis, hoy se evaluará la percepción de que "quizás hay algunos síntomas internacionales positivos" que hacen ver "alguna esperanza". "No hay todavía datos nacionales positivos pero sí hay un cierto cambio de espíritu que es muy importante porque de la crisis no se saldrá si no que cambia primero el espíritu y se empieza a pensar en los proyectos empresariales que había de alguna manera en el armario", comentó.

"Creo que se empieza a ver un cambio de situación y todos nos hemos cansado ya de tanta crisis", aseveró. Oliú incidió en que "ahora toca iniciar una recuperación de manera prudente", sobre lo que dijo que habrá que ver si "se le puede dar cierta credibilidad o hay que esperar un poco más". Asimismo, remarcó que el Banco Sabadell "no ha cerrado nunca el acceso a créditos bancarios", algo que añadió "no todos pueden decir".

No obstante, José Oliú se mostró preocupado por la demanda. "Los momentos de falta de liquidez han quedado relegados al pasado y ahora más bien lo que tenemos es la necesidad de encontrar a alguien con ánimos para pedir créditos", aseveró comentando que sigue una "contracción del espíritu empresarial lógica ante una situación de sorpresa" frente al modelo económico tradicional.

Asimismo, el presidente del Banco Sabadell dijo esperar que los empresarios vean que llega el momento de ir haciendo inversiones y los bancos les van a dar créditos, siempre vinculados a "proyectos de competitividad y de futuro haciendo frente a la competencia". "Estamos esperando que renazca la demanda de crédito", apuntilló recordando que los tipos de interés "están muy bajos".

Finalmente, en cuanto a las posibilidades de más intervenciones del Banco de España en otras entidades bancarias, tras el caso de Caja Castilla La Mancha, Oliú aseguró no tener información al respecto. "El Banco de España sabrá y cuando tenga que hacer algo lo hará", comentó. Sobre la situación de las Cajas de Ahorros apuntó que las hay "muy bien gestionadas y otras que no han sido tan bien gestionadas, como todo", concluyó.