PCAS pide al Banco de España que tras el saneamiento, la entidad "quede alejada de los trapicheos políticos"

TOLEDO, 30 (EUROPA PRESS) El Partido Castellano (PCAS) solicitó hoy al Banco Central que sanee las cuentas de Caja Castilla La Mancha y la "devuelva" a la región para que se convierta realmente en lo que siempre debería haber sido, "la entidad financiera de referencia" en la comunidad. "Eso sí, gestionada por profesionales de las finanzas y alejada de los trapicheos políticos que la han dirigido en los últimos años". En nota de prensa el PCAS valoró la intervención del Banco de España sobre Caja Castilla-La Mancha, aunque afirmó no entender por qué dicha intervención se ha tenido que efectuar en fin de semana, "simplemente para reducir el impacto de la noticia en la sociedad". Además, este partido no entiende que la Caja haya declarado beneficios de 29 millones de euros e inmediatamente después haya sido intervenida por el Banco de España, y se pregunta si es cierto que el auditor externo de CCM se ha negado a firmar las cuentas del año 2008, como apuntan algunos medios y si concedió créditos de difícil devolución y a quién. El PCAS reclamó igualmente que se depuren todas las responsabilidades tanto a nivel de los gestores de CCM -empezando por su presidente Juan Pedro Hernández Moltó, como a nivel de los políticos encargados de controlar la gestión de la caja, labor que la Ley de Cajas de Castilla-La Mancha encomienda a la Consejería de Economía y Hacienda, donde "alguien" debería explicar por qué ha fallado ese control legal y asumir las responsabilidades políticas pertinentes. Este partido castellanista reclamó también al presidente regional, José María Barreda, que deje de "echar balones fuera" culpando de la quiebra de "su Caja" a supuestas campañas ajenas. "Tanta culpa tiene el PSOE, que "encumbró" a Hernández Moltó como presidente de CCM como compensación tras perder unas elecciones municipales en Toledo, como tiene el PP cuyos representantes en CCM han apoyado la gestión de la Caja año tras año sin fisuras y sin ningún rubor, aunque a última hora hayan intentado desmarcarse de la catástrofe", dijeron.