Quintás espera "en semanas" el nuevo fondo de apoyo al sistema financiero

  • Sabadell (Barcelona), 15 abr (EFE).- El presidente de la Confederación Española de Cajas de Ahorro (CECA), Juan Ramón Quintás, espera que el fondo especial de ayuda a bancos y cajas se apruebe en semanas y ha pedido que se cambie la Ley de Cajas para limitar el peso de las CCAA en estas entidades.

Quintás espera "en semanas" el nuevo fondo de apoyo al sistema financiero

Quintás espera "en semanas" el nuevo fondo de apoyo al sistema financiero

Sabadell (Barcelona), 15 abr (EFE).- El presidente de la Confederación Española de Cajas de Ahorro (CECA), Juan Ramón Quintás, espera que el fondo especial de ayuda a bancos y cajas se apruebe en semanas y ha pedido que se cambie la Ley de Cajas para limitar el peso de las CCAA en estas entidades.

Quintás ha enmarcado la creación de este fondo en su deseo de que "el Estado español se dotase de una batería de instrumentos para que no haya problemas ya que en otros países hay una amplia panoplia de soluciones, mientras que en España sólo se cuenta con una solución, el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD)", según ha explicado hoy tras la Asamblea de la CECA que se ha celebrado en Sabadell.

"Ya hay un compromiso formal de crear un nuevo fondo que tenga otras características", ha asegurado Quintás, que ha manifestado que "el fondo se puede crear en semanas, muy pronto".

La Asamblea de la CECA, que se reúne dos veces al año, ha tenido lugar hoy en Sabadell porque Caixa Sabadell celebra este año su 150 aniversario.

Tras la asamblea, en rueda de prensa, Quintás ha detallado como debería ser este fondo, siguiendo cuatro criterios: funcionar en igualdad de condiciones para cajas y bancos, capitalización de entidades con problemas, facilitar que otras entidades puedan dar créditos y apoyar a aquellas entidades que a través de fusiones apoyen la reestructuración del sector.

Por tanto, el presidente de la CECA ha aclarado: "yo no comparto la doctrina del manguerazo. No veo razón alguna para que haya una recapitalización generalizada de bancos y cajas" y en cambio ha defendido que este nuevo instrumento sea versátil y trate cada caso de manera concreta.

En todo caso, Juan Ramón Quintás ha mantenido su confianza sobre la salud general del sistema ya que "han quebrado los grandes bancos del mundo y aquí ha sido intervenida una pequeña entidad".

El presidente de la CECA sostiene que este nuevo instrumento, por ejemplo, debería apoyar a entidades cuyo coeficiente de solvencia está en los límites de lo que exige el Banco de España, que es el 8%.

"Este tipo de entidad extrema su prudencia a la hora de dar un préstamo. Si el Gobierno quiere que esas entidades sigan dando crédito -y las cajas, recuerdo, estamos dando el doble de crédito que los bancos-, si el Gobierno cree que así ayuda a las pymes, se podrían instrumentar avales preferentes o suscripción de preferentes o cuotas participativas, que compraría el fondo, con lo que el Gobierno daría un plus para la recuperación económica".

Según Quintás, este nuevo fondo también debería apoyar "entidades que quieren prepararse para escenarios postcrisis, como las necesidades de externalizar servicios o fusiones. Todo ello convendría estimularlo desde el propio fondo, condicionado a un plan de viabilidad chequeado por el Banco de España".

Respecto al cambio de la Ley de Cajas, Quintás ha insistido en que se haga para reducir el peso de los partidos políticos en estas entidades.

"A mí me bastaría con catalinizar las cajas españolas" porque en Cataluña nunca se ha visto un partido político luchar por ver "quien consigue más puestos en un consejo", ha declarado hoy Quintás, elogiando, además, que "la Generalitat se ha autolimitado al 25%".

Sobre la politización de las cajas, Quintás opina que "han sido peleas por quítate tú que me pongo yo, pero el efecto de imagen es terriblemente negativo. Por ello lo mejor es cortar por lo sano".

Quintás también ha manifestado su aprobación por el hecho de que "la Generalitat (de Cataluña) nunca haya nombrado ningún consejero en ninguna caja, con lo que de manera muy positiva se ha autolimitado". En este sentido, ha defendido que en la nueva ley "las CCAA no nombren consejeros en aquellas CCAA en las que hagan las normas".

El presidente de la CECA sí que ha discrepado con la Generalitat en quién tiene la última palabra en fusiones extraterritoriales, entre cajas de diferentes CCAA, ya que, "en contra de lo que piensa un gran economista como Antoni Castells -consejero de Economía de Cataluña- las modificaciones del mapa del Estado español deben estar sujetas a una competencia de ámbito estatal".

"Una fusión de las dos primeras cajas españolas, una operación que en teoría cambiaría el mapa bancario de manera radical, podría ser vetado por los consejeros económicos regionales", ha expresado hoy Quintás.