Renta Corporación reduce un 35,6% su pérdida en el primer trimestre, hasta 5,6 millones

MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

Renta Corporación cerró el primer trimestre del año con una pérdida neta de 5,6 millones de euros, lo que supone un descenso del 35,6% en relación a la contabilizada en el mismo periodo de 2008, informó la inmobiliaria.

Los ingresos crecieron un 19% entre enero y marzo, hasta los 156,6 millones de euros, si bien 120 millones provienen de la venta de activos, fundamentalmente de suelo, a sus bancos acreedores en virtud del acuerdo de refinanciación de deuda firmado el pasado mes de febrero.

Este acuerdo contempla un compromiso de venta de activos a los bancos por un total de 338 millones de euros. La formalización definitiva de la refinanciación quedó condicionada a cerrar estas operaciones para lo que se fijó un plazo de 90 días que concluye el próximo 27 de mayo.

De su lado, las ventas comerciales aportaron 30,2 millones de euros, de las que el 86% consistieron en suelo y, el resto, en la venta fraccionada de edificios, y los ingresos por alquileres sumaron 4,4 millones.

A cierre del primer trimestre del año, Renta Corporación contaba con una deuda neta de 527,9 millones, que se reducirá en el importe correspondiente cuando la compañía concluya la venta de activos a los bancos.

La inmobiliaria destacó la "importante" repercusión de la política de reducción de costes desarrollada en los últimos meses. La disminución de la plantilla (desde los 137 empleados de marzo de 2008 hasta los 87 actuales), la congelación salarial y la reducción de salarios de directivos, además de la contención de costes, ha permitido reducir a la mitad los gastos de estructura y personal.

Renta Corporación situó la formalización de los compromisos previstos en el acuerdo de refinanciación como su primer objetivo para este año, en el que además su estrategia pasa por mantener un "intensivo control" de gastos, buscar la "estrategia más adecuada para cada uno de sus activos" y localizar nuevas oportunidades entre las que considera que actualmente ofrece el mercado.

DIETAS DE LOS CONSEJEROS.

De otro lado, la inmobiliaria ha convocado para el próximo 10 de junio su junta general de accionistas. En el orden del día destaca la propuesta de cambios en los estatutos sociales para que los miembros del consejo de administración puedan percibir dietas por su asistencia a las reuniones a pesar de que la compañía registre pérdidas.

La actual redacción de los estatutos "únicamente prevé el pago de dietas a los miembros del consejo en el supuesto de que la compañía obtenga beneficios en el año inmediatamente precedente".

Así, la empresa fijará que "en el supuesto de que no exista beneficio, los consejeros perciban únicamente una cantidad concreta en efectivo metálico en concepto de dietas por asistencia a las reuniones del consejo". Esta cantidad se fijará por la junta y, mientras no sea modificada por ésta, "se incrementará anualmente en función del IPC".