Sucursales de C-LM cierran sus puertas tras una mañana "tranquila" y con el apoyo de numerosos clientes

Normalidad y confianza mayoritaria en las cinco provincias aunque con eventuales retiradas de depósitos TOLEDO, 30 (EUROPA PRESS) Las sucursales de Caja Castilla La Mancha (CCM) en la región cerraron hoy sus puertas tras el desarrollo de una mañana "tranquila", en la que recibieron numerosas muestras de apoyo por parte de clientes particulares, empresarios, e incluso representantes de asociaciones de empresarios de la Comunidad Autónoma, en algunos casos, que expresaron su compromiso con la entidad. Desde Toledo, los directivos de las distintas sucursales indicaron a Europa Press que durante la mañana se registraron pequeños reintegros, propios del "miedo" de algunas personas, porque "aunque confiamos en la caja, el miedo no nos lo quita del cuerpo nadie", declaró un cliente. No obstante, y aunque esta reacción habría sido la más normal entre los pequeños ahorradores, la realidad es que "hoy ha habido el jaleo propio de finales de mes, pero no más. Eso sí, la gente viene preguntando, porque este es el tema de actualidad que está en la calle, pero en general están muy tranquilos". "La gente ha sabido entender qué es lo que ha pasado", expresaba un trabajador de la caja castellano-manchega, que a su vez aseguraba que, "aunque no nos gusta dar estas noticias", CCM "es ahora la entidad más solvente del país" tras la intervención del Banco de España. De hecho, los responsables de dichas sucursales coincidieron en que, tras conocerse la intervención del Banco de España en CCM no se han registrado movimientos extraños en las operaciones de los clientes. "Lo primero que se hizo en la mañana de hoy fue comprobar las operaciones realizadas durante el fin de semana en los cajeros automáticos, y todo está normal", aseguraron. Por su parte, trabajadores de la sede central de Caja Castilla La Mancha (CCM) en Toledo ubicada en la calle Ocaña, mostraron "tranquilidad", y aseguraron que todo va a salir bien y que no es momento para "salir corriendo". En declaraciones a los medios allí concentrados, algunos trabajadores dijeron que no temen por su puesto de trabajo y opinan que la intervención del Banco de España es la mejor solución. No obstante, lamentaron que socialistas y 'populares' hayan usado a la caja castellano-manchega como "arma arrojadiza" y afirmaron que la campaña llevada a cabo por ambos partidos "ha hecho mucho daño a Caja Castilla La Mancha". Los trabajadores opinaron que todo está garantizado y dicen que desde la entidad les han dicho que sigan trabajando como todos los días. "En CCM no ha cambiado nada, sólo que el presidente de la entidad ya no se llama Juan Pedro Hernández Moltó", porque, según aseveraron, la caja sigue funcionando igual, aunque "nos ha pillado por sorpresa la premura con la que se ha hecho la intervención, y que fuera en domingo. Es extraño". RESTO DE PROVINCIAS De otro lado, un empleado de la sede social de CCM en Cuenca aseguró a Europa Press que "nuestra obligación hoy es atender a todos nuestros clientes lo mejor que podamos, con absoluta normalidad", y dejó claro que "no hay ningún problema, no hay ningún riesgo, y nosotros estamos como todos los días a disposición de nuestros clientes". De este modo, los clientes ratificaron también su confianza en CCM, y aseguraron que "la intervención del Banco de España ha sido lo mejor que ha podido pasar, porque estamos en buenas manos". Asimismo, en Guadalajara, el funcionamiento de las 11 oficinas que CCM tiene en la provincia ha sido "normal" según han confirmado a Europa Press trabajadores de algunas de esas oficinas. De hecho, las puertas de las cajas han abierto según el horario habitual y en el transcurso de la mañana las oficinas ubicadas en el centro de la capital alcarreña no han visto aumentado el número de clientes que habitualmente realizan gestiones en las sucursales de CCM. En Albacete, las sucursales de la entidad financiera afrontaron esta jornada "con normalidad", ya que, no se ha notado una mayor afluencia de clientes de la que se recibe otros días, según explicaron responsables de la entidad a los medios de comunicación. Por su parte, algunos clientes consultados a la salida de diversas oficinas indicaron, que durante los próximos días estarán a la expectativa para "ver qué pasa", y reconocieron haber acudido a la entidad para "echar un vistazo a su cuenta". Finalmente, en Ciudad Real, las sucursales de CCM trabajaron con "normalidad" en el día de hoy, aunque las consultas de los clientes aumentaron tras la decisión del Banco de España de intervenir la entidad, según la valoración que hicieron a Europa Press responsables de sucursales de Ciudad Real capital, Puertollano y Alcázar de San Juan. Según reconoció una de estas personas, posiblemente, los trabajadores de las oficinas estén más sensibles a la llegada de clientes y puedan creer que son más de lo habitual, a lo que ha podido contribuir el hecho del cobro de las pensiones como final de mes que es.