Sucursales de Toledo cierran sus puertas tras una mañana "tranquila" en la que empresarios les dieron apoyo

TOLEDO, 30 (EUROPA PRESS) Las sucursales de Caja Castilla La Mancha (CCM) en Toledo cerraron hoy sus puertas tras el desarrollo de una mañana "tranquila", en la que varios empresarios, e incluso representantes de asociaciones de empresarios de Castilla-La Mancha, en algunos casos, les expresaron su apoyo y compromiso. Directivos de las distintas sucursales indicaron a Europa Press que este fue uno de los detalles ocurridos durante la jornada, "que nos ha gustado mucho". Del mismo modo, muchos ahorradores particulares, jóvenes y mayores, que se acercaron hoy hasta la entidad transmitieron su apoyo a CCM. No obstante, durante la mañana se han registrado pequeños reintegros, propios del "miedo" de algunas personas, porque "aunque confiamos en la caja, el miedo no nos lo quita del cuerpo nadie", declaró a Europa Press un cliente. Esta reacción habría sido la más normal entre los pequeños ahorradores, según reconocieron los directivos, quienes se congratularon por la tranquilidad reinante durante toda la mañana. "Hoy ha habido el jaleo propio de finales de mes, porque los pensionistas vinieron a primera hora a retirar dinero, pero no más. Eso sí, la gente viene preguntando, porque este es el tema de actualidad que está en la calle, pero en general están muy tranquilos". "La gente ha sabido entender qué es lo que ha pasado", expresaba un trabajador de la caja castellano-manchega, que a su vez aseguraba que, "aunque no nos gusta dar estas noticias", CCM "es ahora la entidad más solvente del país" tras la intervención del Banco de España. Finalmente, uno de los directivos toledanos pidió responsabilidad y prudencia en el tratamiento de la información por parte de los medios de comunicación, ya que muchas veces el problema es que "se comenta erróneamente la situación de la caja". Así, dejó claro que el problema de CCM no es de solvencia, "porque eso significaría que hemos invertido los ahorros de nuestros clientes, que están garantizados", sino de liquidez. Es decir, los beneficios de la entidad, "que nunca son los ahorros de nuestros clientes", se pueden invertir en empresas participadas por CCM o en la Obra Social, y el problema aquí ha sido que "se ha invertido en empresas inmobiliarias participadas", que son las que más se han visto afectadas por la crisis económica. Por otra parte, otro empleado de CCM se refirió la "campaña mediática" en contra de la entidad "que se lleva produciendo desde hace un año y medio, aproximadamente", y recordó intervenciones anteriores del Banco de España en otras entidades financieras como Banesto, "y ahí están, son solventes y no les ha pasado nada, ni tampoco a sus ahorradores", sentenció.