Trabajadores de la sede central de Toledo son optimistas y creen que no es momento para "salir corriendo"

La mayoría de los clientes no tienen pensado retirar sus depósitos y se muestran tranquilos con la situación actual TOLEDO, 30 (EUROPA PRESS) Trabajadores de la sede central de Caja Castilla La Mancha (CCM) en Toledo ubicada en la calle Ocaña, mostraron hoy "tranquilidad" tras la intervención del Banco de España, y aseguraron que todo va a salir bien y que no es momento para "salir corriendo". En declaraciones a los medios allí concentrados, algunos trabajadores, que no quisieron identificarse ni ser grabados por los medios gráficos, dijeron que no temen por su puesto de trabajo y opinan que la intervención del Banco de España es la mejor solución. No obstante, lamentaron que socialistas y 'populares' hayan usado a la caja castellano-manchega como "arma arrojadiza" y afirmaron que la campaña llevada a cabo por ambos partidos "ha hecho mucho daño a Caja Castilla La Mancha". Los trabajadores opinaron que todo está garantizado y dicen que desde la entidad les han dicho que sigan trabajando como todos los días. "En CCM no ha cambiado nada, sólo que el presidente de la entidad ya no se llama Juan Pedro Hernández Moltó", indicaron. Según aseveraron, la caja sigue funcionando igual, aunque "nos ha pillado por sorpresa la premura con la que se ha hecho la intervención, y que fuera en domingo. Es extraño". Además, señalaron que ahora mismo CCM es el mejor sitio para tener el dinero. Los trabajadores, que pidieron paciencia a los clientes, manifestaron que "hoy no hay nada distinto que el pasado viernes". También, quisieron trasladar un mensaje de tranquilidad y seguridad, y asegurar que no está habiendo ningún problema en las oficinas. Entre los clientes consultados por Europa Press, la tranquilidad es la palabra más repetida. La mayoría de ellos aseguran que no van a retirar sus depósitos, pero sin embargo, hay una minoría que deja abierta esta posibilidad para las próximas semanas. "No creo que vaya a llegar la sangre al río", decía a primera hora un cliente de la sucursal de la calle Ocaña, que se mostraba tranquilo y explicaba a los medios que todas las operaciones que en el día de hoy ha realizado han sido normales. Otro cliente decía que la solución ha sido buena pero que sin embargo la gestión ha sido mala y por ello pedía responsabilidades a los miembros del Consejo de Administración de CCM. Este mismo cliente explicaba que no le han puesto problemas para retirar su dinero. ENTIDAD CON FUTURO Algunos se mostraban preocupados por la situación, pero aseguran que no pueden hacer nada. También les gustaría que la entidad financiera tuviera algún futuro. Las personas mayores que se acercaron a la entidad también mostraron sus inquietudes. Los pocos jubilados que quisieron hablar con los medios de comunicación indicaban que "tienen miedo" y que tendrán que estudiar más adelante "si sacan su dinero". De momento, han decidido acercarse a la sucursal para hacer las operaciones rutinarias. "Si me respalda el Estado ¿por qué voy a sacar mi dinero?", se preguntaba otro hombre, que afirmó haber dormido con tranquilidad. Otro cliente que manifestó que la intervención tenía que haber llegado antes, dijo que los trabajadores hoy están más seguros que la semana pasada.