Un trabajo sólo de chinos: ahorrar casi 1.700 euros año


El envío de dinero por parte de ciudadanos chinos a su país crece en un año más de un 260%

El envío de dinero por parte de ciudadanos chinos a su país crece en un año más de un 260%

Seguro que ha oído mil veces la expresión Trabajar como un chino. Utilizamos este dicho popular para expresar la idea de que se trabajan muchas horas y bajo condiciones infrahumanas que hacen insoportable al trabajador desarrollar su labor.

Apliquemos ese mismo dicho al ahorro. ¿Quién puede ahorrar al final de año casi 1.700 euros? Muy poca gente, excepto los chinos. Estos ciudadanos afincados en España han conseguido apartar de sus salarios y ganancias 250 millones de euros en 2010.

Esa cantidad ahorrada es la que han enviado a su país el año pasado, lo que supone triplicar los 70 millones que se destinaron a ese mismo fin en 2009. Si dividimos ese dinero entre los 150.000 chinos afincados en España, nos sale que estos ciudadanos enviaron una remesa media de 1.680 euros el año pasado.

Todo un logro si se tiene en cuenta la crisis económica que ha golpeado a las familias con incremento de gastos y una menor capacidad adquisitiva.

¿Cuál es la fórmula mágica de los chinos? Según un informe de remesas.org, ser autónomos y trabajar en el comercio minorista. Es conocido que este tipo de colectivo monta sus propias tiendas de alimentación y ropa cuyos atractivos son los precios y su amplio horario.

Los chinos prefieren transferencias bancarias y mecanismos informales a otros como el envío de dinero a través de locutorios.

Caen las remesas

No obstante, este colectivo no es el único que envía más dinero desde España a su país. Colombia reina el ranking con 1.289 millones de euros. No obstante, hay un mayor número de colombianos que están afincados en nuestro país y esa cifra es casi un 1% menor a la registrada en 2009.

En el segundo puesto se encuentra Ecuador. Las remesas sumaron 963 millones de euros, un 4% más que hace dos años. Mientras que a Bolivia se enviaron 663 millones, casi un 8% menos. Las caídas en las cantidades enviadas se debe a la falta de empleo que sufren estos colectivos como consecuencia de la crisis.

"Mientras algunos permanecen en crisis, hay otros que están incrementando con fuerza sus envíos y ejercen un efecto de locomotora sobre el resto", afirman desde la organización. Por ejemplo, las remesas a Paraguay crecieron un 8% en un año hasta los 323 millones, y a Rumanía, un 4,7% hasta los 381.

Paraguay desbanca así a Marruecos en el quinto puesto del ránking, que pasa al sexto, ya que este país africano sufrió también un descenso del 1,6% (295 millones) en 2010. Este dato es, a juicio de los expertos, "negativo", pues las remesas que llegaron a Marruecos el año pasado supusieron el 2,3% de su Producto Interior Bruto (PIB).

Pakistán, con 122 millones de euros, es otro de los países que escala puestos y retira a Senegal de la onceava posición. Este último es el que más ha visto reducidas las remesas, hasta un 16%, pasando de 128 millones en 2009 a 108 millones en 2010.