Unicaja convoca asamblea ordinaria el 9 de mayo para aprobar sus cuentas de 2008 y analizar la gestión de la caja

SEVILLA, 6 (EUROPA PRESS)

Unicaja convocó asamblea general ordinaria el próximo 9 de mayo para examinar y aprobar las cuentas anuales del ejercicio 2008, así como analizar la gestión de la caja en ese período.

Según la comunicación remitida por la caja a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), recogida por Europa Press, en la asamblea general ordinaria, que tendrá lugar en la sede social de la entidad en Málaga, además del informe del informe del presidente de la entidad, Braulio Medel, y de la comisión de control, se examinarán y aprobarán las cuentas anuales y el informe de gestión, tanto de Unicaja como de su grupo consolidado, así como la propuesta de aplicación de resultados de la caja, correspondientes al ejercicio 2008.

Además se prevé examinar y aprobar la gestión del consejo de administración durante el mismo período.

Asimismo, se examinará y aprobará el informe de gestión de la obra social y la liquidación del presupuesto, correspondiente al ejercicio 2008, así como de su presupuesto para 2009. También se aprobará autorizar al consejo para redistribuir partidas del mismo y para realizar actividades o inversiones extraordinarias "de carácter inaplazable".

Además se dará autorización al consejo de administración para acordar la emisión de obligaciones subordinadas, cédulas, bonos y participaciones hipotecarias, programas de pagarés o cualquier otra clase de valores inmobiliarios, cuya emisión esté permitida por la legislación vigente.

Esta convocatoria de asamblea se produce después de que la semana pasada Unicaja diera por finalizadas las conversaciones e iniciativas en orden a un posible proyecto de fusión por absorción entre la citada caja y Caja Castilla-La Mancha (CCM) como consecuencia de la intervención del Banco de España en la entidad manchega y aseguró que en sus decisiones tiene presente "el interés de la entidad y en especial de sus clientes y empleados".

Según la comunicación remitida por la entidad a la CNMV la semana pasada, a la que tuvo acceso Europa Press, como consecuencia de las medidas adoptadas por el Banco de España en la resolución del 28 de marzo de 2009, publicado en el Boletín Oficial del Estado del 29 de marzo, en relación con CCM,"se han dado por finalizadas las conversaciones e iniciativas en orden a un posible proyecto de integración entre CCM y Unicaja".

EL MANDATO DE MEDEL

Precisamente, la fallida fusión entre Unicaja y CCM o cualquier otro proceso de fusión hubieran podido suponer la permanencia del presidente de la caja andaluza, Braulio Medel, al frente de la entidad más allá de inicios de 2010, cuando tanto él como gran parte de los consejeros que hayan cumplido dos mandatos deben salir de la entidad, según indicaron a Europa Press fuentes del sector.

Dichas fuentes explicaron que desde que se constituyó la asamblea general de Unicaja en adaptación a la Ley de Cajas, en el primer trimestre de 2004, se estableció que todas las personas miembros de la asamblea que estuvieran en su segundo mandato debían salir a inicios de 2010, cuando se debe constituir una nueva asamblea.

Las fuentes explicaron que inicialmente estaba prevista esta salida en el primer trimestre de 2007 en el caso de los representantes en la asamblea por el Parlamento andaluz, las entidades fundadoras y el Ayuntamiento, "pero se concedió de forma extraordinaria que aquellos que en ese momento llevaran como consejeros más de un mandato se pudieran volver a presentar hasta el primer trimestre de 2010", mientras que se mantenían en la asamblea los representantes de trabajadores, impositores y otras organizaciones.

Estas fuentes, vinculadas a las entidades financieras, precisaron que ahora en el primer trimestre de 2010 se debe elegir a representantes de los trabajadores, impositores y otras organizaciones, puesto que "corresponde elegirlos", mientras que los representantes por Parlamento, entidad fundadora y ayuntamiento que estuvieran antes de 2004 y cumplen dos mandatos, a aquellos a los que "se les dio tres años de gracia", deben salir de la entidad, lo que supone la salida de "gran parte del consejo de administración, incluido Braulio Medel".

Tras apuntar que en la Ley de Cajas "queda claro que las fusiones no ponen los contadores a cero" en esos plazos, estas fuentes consultadas sí precisaron que con el inicio de un proceso de fusión "el legislador, si le interesa propiciar esa operación, puede establecer una excepción en el caso del presidente y del resto de consejeros". Además, recordaron que una fusión supone establecer un período transitorio de dos años "en el que no se ejecutaría el límite de mandato".

De esta forma, según las fuentes, "como mínimo los consejeros se mantendrían dos años más una vez que se aprobara un protocolo en 2009, con el período transitorio", a lo que se une el hecho de que un protocolo de fusión aprobado este mismo año "podría dar pie a los legisladores de paralizar y suspender los procesos de renovación que se tuvieran que acometer mientras que se realizase este proyecto".

"No será lógico que saliera de la entidad la persona que ha gestionado esa entidad durante dos décadas, lo normal sería que siga una vez que se iniciara un proceso de fusión", consideraron estas fuentes.