Juventudes Socialistas de Murcia reparte "claveles reivindicativos" para pedir respeto por la huerta

MURCIA, 14 (EUROPA PRESS)

Juventudes Socialistas de Murcia-Centro repartió ayer cientos de claveles rojos "reivindicativos" a los chicos y chicas de la ciudad, con el fin de "celebrar un día tan emblemático como es el Bando de la Huerta y denunciar la falta de políticas de vivienda para jóvenes en el Ayuntamiento de Murcia y la destrucción que ha sufrido la huerta de las inmediaciones de la ciudad en los últimos años".

Según informaron fuentes de esta organización juvenil, la ciudad de Murcia "ha crecido a un ritmo rápido sin respetar los valores naturales y culturales de la huerta, que son un legado de nuestro pasado".

En este sentido, el portavoz de Juventudes Socialistas de Murcia-Centro, Jesús Manuel Carrillo, criticó que "lo más grave es que en la construcción de todas estas nuevas viviendas de la periferia de la ciudad, la Corporación Municipal del alcalde, Miguel Ángel Cámara, no sólo ha depredado la huerta, sino que ha dejado de lado a los jóvenes, puesto que no hay suficientes viviendas protegidas ni opción al alquiler".

Por todo ello, indicó que los jóvenes socialistas "piden de forma irónica barracas donde vivir, ante la escasez de oferta de Vivienda de Protección Oficial (VPO) en el municipio".

Así, explicó que "la poca vivienda joven que existe, es únicamente con opción a compra, olvidando la promoción de vivienda protegida de alquiler, por lo que los jóvenes que no pueden asumir la compra, menos aún en tiempos de crisis, se quedan sin alternativa".

"Veremos un Bando de la Huerta precioso, que nos recuerda nuestras raíces y nuestra identidad como municipio, y como jóvenes y como murcianos exigimos a Cámara que la conserve y la integre en los nuevos planes de desarrollo urbanístico en lugar de eliminarla, como ha ocurrido los últimos años", añadió Carrillo.

Entre algunas de las ideas que propusieron los jóvenes socialistas está la creación de huertos-jardín en el corazón de la ciudad, "creando así zonas verdes en el área urbana y manteniendo, a la vez, la identidad cultural de la ciudad de Murcia", y defendieron "desde siempre, la conservación de áreas de huerta como puntos de interés natural y cultural".