Ondarroa y Gobierno vasco construirán 16 apartamentos de alquiler social para jóvenes y personas con escasos recursos

BILBAO, 11 (EUROPA PRESS)

El Ayuntamiento de Ondarroa ratificó en el pleno de hoy el acuerdo alcanzado con el Departamento de Vivienda del Gobierno vasco para la construcción de 16 apartamentos de alquiler social, destinados a jóvenes y personas con escasos recursos.

El proyecto contempla la rehabilitación del edificio del antiguo asilo municipal, con un presupuesto de 1,2 millones de euros. Estos alojamientos son apartamentos de titularidad pública destinados para alojamiento temporal en régimen de alquiler social y las personas beneficiarias serán vecinos de la localidad necesitados de vivienda y con una antigüedad mínima de dos años de empadronamiento y que no dispongan de otra vivienda en propiedad o en arrendamiento.

El Consistorio destacó que este proyecto permitirá a Ondarroa ofrecer una nueva modalidad residencial, como son los apartamentos sociales, complementando de esta manera las actuaciones de vivienda protegida previstas en el Plan Especial de la zona de Aieri, aprobado en fase inicial el pasado 20 de abril.

Esta nueva iniciativa social se enmarca dentro de la política de cooperación institucional asentada entre el Ayuntamiento de Ondarroa y el Gobierno vasco para la promoción de vivienda pública protegida.

El acuerdo entre ambas administraciones conlleva la cesión del antiguo asilo municipal, sito en una parcela de 340 metros cuadrados, en la que se ubican los dos edificios que conforman el antiguo asilo, actualmente en desuso.

Todos los apartamentos dispondrán de una sala de estar-comedor, un dormitorio, un baño con ducha y cocina. Además, el edificio tendrá espacios comunes de cocina e instalaciones y sala de estar que se ubicarán, respectivamente, en cada uno de los semisótanos de ambos edificios, además de un espacio para el tendido de ropa bajo cubierta del edificio.

Aunque la estructura de los dos edificios en desuso se encuentra en buen estado, será necesario llevar a cabo diversas mejoras. Así se procederá a sanear la fachada, a sustituir la carpintería exterior y las barandillas, y a reparar los balcones. La estructura de madera de la cubierta está en buen estado, pero hay que sustituir la teja, además de reparar los canalones.

Para promover los apartamentos será necesario proceder a realizar nuevas distribuciones, para lo que habrá que tirar los tabiques y levantar nuevos, además de realizar los acabados y las obras de carpintería interior. Ambos edificios comparten escalera y ascensor, que deberá de ser sustituido y, tal vez, adecuado el hueco que lo acoge para que se adapte a la normativa vigente. Todas estas reformas y el equipamiento de cocinas y mobiliario tendrán un coste aproximado de 1,2 millones de euros.