Molina: las medidas para luchar contra la piratería serán disuasorias

  • Las Palmas de Gran Canaria, 31 mar (EFE).- El ministro de Cultura, César Antonio Molina, dijo hoy que las medidas que se adopten próximamente para luchar contra la piratería en Internet estarán orientadas a la "disuasión" para concienciar a los usuarios que deben respetar los derechos de autor y la propiedad intelectual.

Molina propone presentar en la Biblioteca Nacional la edición teatral de Galdós

Molina propone presentar en la Biblioteca Nacional la edición teatral de Galdós

El ministro de Cultura presenta en Canarias la producción teatral de Galdós

El ministro de Cultura presenta en Canarias la producción teatral de Galdós

Las Palmas de Gran Canaria, 31 mar (EFE).- El ministro de Cultura, César Antonio Molina, dijo hoy que las medidas que se adopten próximamente para luchar contra la piratería en Internet estarán orientadas a la "disuasión" para concienciar a los usuarios que deben respetar los derechos de autor y la propiedad intelectual.

Molina comparó el hecho de bajar una película de Internet con tomar un DVD o varios de un comercio y salir sin pagarlos, "algo que a nadie se le ocurriría", refirió el ministro en una rueda de prensa que ofreció en la capital grancanaria con motivo de su primer viaje oficial a las islas.

Dijo que es necesario buscar fórmulas para concienciar y disuadir, pues "no es cuestión de perseguir, sino de convencer y enseñar el daño que se hace" con esas prácticas, y aludió a una noticia publicada recientemente en una revista económica que advierte del peligro de que se puedan perder 300.000 puestos de trabajo en España si la situación continua igual.

Los creadores viven de su "digno trabajo" y si violamos sus derechos de autor y de la propiedad intelectual, cómo podrán seguir produciendo cine, se preguntó el ministro.

Además, señaló que la piratería es un grave problema tanto de la cultura española como universal que se ha debatido en Bruselas y en Iberoamérica recientemente.

El ministro indicó que España figura entre los países donde se producen más casos de piratería, lo cual "no es bueno" porque daña no sólo a la industria cultural española sino de otros países, así como a "nuestra imagen" y a los intercambios comerciales que se mantienen, como por ejemplo con Estados Unidos, y, por tanto, perjudica a las relaciones internacionales.