EE.UU. iniciará el programa de compra de activos "tóxicos" en seis semanas

  • Washington, 20 may (EFE).- El secretario del Tesoro, Timothy Geithner, anunció hoy que en seis semanas comenzará el programa de compra de los activos "tóxicos" de los bancos, al tiempo que constató una mejora en las condiciones en los mercados.

Washington, 20 may (EFE).- El secretario del Tesoro, Timothy Geithner, anunció hoy que en seis semanas comenzará el programa de compra de los activos "tóxicos" de los bancos, al tiempo que constató una mejora en las condiciones en los mercados.

El Gobierno de Estados Unidos anunció la iniciativa en marzo, pero su puesta en marcha se había aplazado por la complejidad de la operación, que dará ayudas a inversores privados para que liberen a los bancos de sus deudas de mala calidad.

En una audiencia ante el Comité de Bancos del Senado, Geithner indicó que las autoridades estadounidenses seguirán adelante con el plan, que empleará entre 75.000 y 100.000 millones de dólares en fondos públicos para financiar la compra de títulos por valor de hasta un billón de dólares.

Pese a que esos valores bursátiles siguen atascados en los balances de los bancos, porque nadie los quiere adquirir por ahora, hay indicaciones de que el sistema financiero "está comenzando a sanar", según el secretario del Tesoro.

Como prueba, Geithner citó la caída de las primas de riesgo de bonos corporativos y municipales, y de los préstamos interbancarios a corto plazo.

A su juicio, la prueba de solvencia a la que el Tesoro sometió a los 19 mayores bancos de Estados Unidos "ha aumentado la confianza en el sistema financiero".

Esas entidades han logrado captar 56.000 millones de dólares hasta ahora en los mercados, de los cuales 48.000 millones corresponden a bancos que durante la prueba el Tesoro consideró que necesitaban capital adicional.

Algunas de las nueve instituciones que no requieren más fondos, según el test, han indicado al Gobierno que pretenden devolver las ayudas recibidas de Washington, según Geithner, quien dijo que para ello tendrán que demostrar su fortaleza con la emisión de deuda sin garantías públicas.

El Departamento del Tesoro estima que recibirá 25.000 millones de dólares de vuelta durante el próximo año, que mantendrá disponible en el fondo de rescate para financiar nuevas ayudas, apuntó el funcionario.

En cambio, el senador republicano David Vitter enfatizó durante la audiencia que cualquier dinero retornado debería usarse para reducir la deuda federal y no para extender más subsidios a la banca.

Geithner, en todo caso, aseguró a los legisladores que por ahora el Gobierno no planea pedir recursos adicionales.

En octubre el Congreso aprobó el fondo de rescate financiero con una dotación de 700.000 millones de dólares, de los cuales restan 123.700 millones en las cuentas del Tesoro, dijo hoy su secretario.

El Gobierno ha usado el dinero para inyecciones de capital en la banca, ayudas a la aseguradora AIG y asistencia a los fabricantes de automóviles, entre otros fines.

En su comparecencia, Geithner sufrió en particular las críticas del senador Richard Shelby, el republicano de mayor rango en el comité, quien dijo que el principal logro del Tesoro ha sido "incitar el mayor pánico financiero en este país en 70 años", con sus llamadas "desesperadas" para que se aprobara el fondo de rescate.

Shelby indicó que el fondo ha ocultado los errores "atroces" de las autoridades encargadas de regular el sistema financiero, incluido el propio Geithner, quien era titular del banco de la Reserva Federal de Nueva York antes de convertirse en secretario del Tesoro.