EXTREMADURA.-La Junta presenta mañana un cd sobre documentación notarial en los archivos históricos provinciales de Extremadura

CÁCERES, 18 (EUROPA PRESS) La directora general de Patrimonio Cultural de Extremadura, Esperanza Díaz, presentará mañana viernes en el Archivo de Cáceres, a las 12,00 horas, el CD 'Documentación Notarial en los Archivos Históricos Provinciales' de la comunidad. Además de la presentación de las bases de datos de los Archivos Históricos Provinciales de Cáceres y Badajoz en soporte CD, en breve plazo también podrán consultarse en una remodelada web que se pondrá en marcha para los Archivos de Extremadura, según anunció el Gobierno regional en nota de prensa. En la sala de consulta de los Archivos Históricos Provinciales de Cáceres y Badajoz todavía se mantienen las fichas manuales que los archiveros fueron elaborando a medida que recibían los protocolos notariales, pero la modernidad "imponía volcarlas" en un fichero informático que facilitara y agilizara la información, según apuntó la Junta. Los viejos ficheros manuales se volcaron en una base de datos ACCESS, donde se incluían los datos onomásticos de los escribanos, los topónimos correspondientes a las localidades de procedencia de los documentos, sus fechas extremas y las signaturas, así como algunas observaciones tales como el estado de conservación o la existencia de sellos, planos y dibujos. De esta forma, el testamento de los antepasados, las cartas de dote, el inventario de bienes de algún familiar lejano con topónimos antiguos de fincas y parajes, o el contrato de compra-venta del retablo de la iglesia de un pueblo, podrá ser localizado en cuestión de segundos. Cualquier ciudadano puede necesitar la consulta de estos documentos, como estudioso de la historia, para probar sus derechos o por "pura curiosidad". Finalmente, la Administración autonómica resaltó que la "verdadera dimensión" de los archivos, como centros culturales en el marco de la sociedad actual, será tanto más valorada cuanto más ampliamente se divulguen sus fondos y la ciudadanía compruebe por sí misma la "consistencia y calidad" de la información que recibe.