R.Unido dice que las ideas de la CE sobre supervisión son un punto de partida

  • Bruselas, 27 may (EFE).- El Gobierno británico señaló hoy que las propuestas de la Comisión Europea (CE) para reformar el modelo comunitario de supervisión financiera son "un punto de partida para seguir discutiendo".

Bruselas, 27 may (EFE).- El Gobierno británico señaló hoy que las propuestas de la Comisión Europea (CE) para reformar el modelo comunitario de supervisión financiera son "un punto de partida para seguir discutiendo".

Un portavoz británico subrayó que cualquier reforma adoptada dentro de la UE tiene que ser "factible, práctica y coherente con el enfoque adoptado a nivel internacional en el seno del G-20".

El planteamiento de Bruselas, que quiere crear varios organismos nuevos para vigilar la estabilidad del sistema financiero y potenciar la coordinación entre los supervisores nacionales, suscita reservas en Londres, que teme perder el control de su importante sector financiero.

Por un lado, Reino Unido ve con recelo el importante peso que se da al Banco Central Europeo (BCE) -en el que Londres no está representado, al no pertenecer al euro- en el nuevo Consejo europeo de riesgos sistémicos, un órgano que emitirá alertas y recomendaciones en caso de detectar amenazas para la estabilidad del sistema en su conjunto.

Tampoco le convence que las tres nuevas autoridades comunitarias de supervisión (de banca, seguros y bolsa) tengan la última palabra en caso de disputa entre varios supervisores nacionales.

No obstante, en su primera reacción tras la presentación oficial de las propuestas de la Comisión, un portavoz del Gobierno británico dejó claro que hace falta reforzar la cooperación en materia financiera, tanto a nivel comunitario como internacional.

"La naturaleza global de los servicios financieros significa que los problemas que surgen en un país pueden afectar a otros", señaló el portavoz en una nota de prensa distribuida en Bruselas.

En opinión del Gobierno británico, los eventos de los últimos 18 meses han demostrado la necesidad de más cooperación para asegurar una respuesta adecuada a los problemas.

A juicio de Londres, las propuestas de la Comisión -que los líderes de los Veintisiete discutirán el mes próximo- representan "un punto de partida para seguir discutiendo".