¿Indispensable o inútil? Dos usuarios discuten la reforma de salud de Obama

USA Florida Miami|

Algunos la adoran y otros la detestan. La reforma de salud apodada "Obamacare", aprobada en 2010, divide profundamente a Estados Unidos. Para entender mejor esta brecha, a continuación las experiencias comparadas de dos estadounidenses sobre la "Affordable Care Act" (ACA).

"Adoro mi seguro", dice Johann Ali, un consultor medioambiental de 40 años que trabaja por su cuenta.

Menciona a su hijo Kyle, de 19 años, que trabaja medio tiempo y consiguió un buen seguro médico por solo 99 dólares al mes. Sus ingresos son de cerca de 16.000 dólares al año, así que gracias al Obamacare obtuvo un descuento federal que redujo el precio original de 199 dólares mensuales.

Ali compró una póliza individual por 233 dólares mensuales, nada comparado con los 900 dólares que tenía que pagar antes de que se aprobara la Obamacare.

Ya no tiene que pagar nada extra por sus chequeos anuales ni los copagos. Tampoco tiene que padecer negativas porque su aseguradora considere que algunos exámenes o tratamientos no tienen suficiente mérito para ser reembolsados.

Además, Ali necesita una medicación que lo ayuda con una condición alérgica similar al asma y que antes aumentaban sus pagos de 10 a 15% al año. Ahora no debe pagar nada extra.

Pero el plan de Ali tiene una desventaja: si surge un problema, tiene que pagar un deducible de cerca de 5.000 dólares antes de recibir los reembolsos de las aseguradoras.

Por eso se suscribió a un seguro contra accidentes de 150 dólares al año.

"El negocio de las aseguradoras está concebido en este país para confundirte", comenta. "Así te mantienen en la oscuridad para que no puedas maximizar tus beneficios".

Todd Ulmen, de 50 años, tiene una tienda de ropa en Miami. Como empleador, debe asegurar a sus dos empleados de tiempo completo. Sus demás asalariados de medio tiempo deben trabajar menos de 25 horas, de lo contrario también deberá asegurarlos.

"Si le tienes que pagar el seguro a todo el mundo, no puedes hacer negocios", protesta.

Un año después de la reforma, su aseguradora le anunció que su póliza de 400 dólares mensuales ya no estaba disponible.

Ulmen pidió entonces que lo suscribieran a la mejor póliza posible. "Y no me dijeron que me estaban poniendo en el programa de Obamacare".

El resultado: cuando fue a hacerse un chequeo, no pudo encontrar un oculista ni un cardiólogo. "No hay un especialista en Miami que acepte ese seguro", dice.

Finalmente decidió pagar un plan privado de 600 dólares al mes a una aseguradora más grande. "Siempre le digo a la gente que, si tienen Obamacare, vayan directamente a la emergencia porque es la única manera de recibir un cuidado decente".

"El seguro es bueno, pero si no encuentras a nadie que lo acepte, entonces no resolvemos nada".

"La gente está descubriendo que sus médicos se están desafiliando del plan", dice Steven Ullman, un experto en políticas de salud pública de la Universidad de Miami.

"Las compañías de seguro están pasándose a redes muy estrechas en las que hay una selección de unos pocos doctores de cada especialidad y escasos hospitales".

El precio del seguro médico aumenta, en parte, porque muchos jóvenes aún no se han afiliado y el riesgo para las aseguradoras no se ha reducido lo suficiente, explica.

Unas 20 millones de personas se afiliaron a Obamacare, pero "tienden a ser personas de más de 35 o 45 años, más proclives a sufrir enfermedades".

Cerca de otras 20 millones de personas "están sin seguro y son principalmente esos 'jóvenes invencibles' de 20 años".

Otro problema es "la brecha".

Muchos ganan demasiado para calificar para Medicaid -un plan que asegura a los más pobres-, pero no lo suficiente para obtener los beneficios del gobierno que entrega el Obamacare.

Eso significa que las personas que ganan menos que Kyle, es decir entre 11.800 y 15.800 al año, "se quedan en el vacío", explica Ullmann.

"No tienen acceso a ningún seguro, excepto si pagan una póliza completa, privada y normalmente muy cara. Así que son los que aún no tienen seguro médico".