Corín Tellado descansa junto a su madre en el cementerio de Roces, en Gijón

  • Gijón, 13 abr (EFE).- Las cenizas de Corín Tellado, la escritora española más leída después de Miguel de Cervantes, han sido depositadas hoy junto a los restos de su madre en el cementerio de Roces, en Gijón, en una ceremonia íntima a la que sólo han asistido sus familiares directos.

Corín Tellado descansa junto a su madre en el cementerio de Roces, en Gijón

Corín Tellado descansa junto a su madre en el cementerio de Roces, en Gijón

Corín Tellado descansa junto a su madre en el cementerio de Roces, en Gijón

Corín Tellado descansa junto a su madre en el cementerio de Roces, en Gijón

Gijón, 13 abr (EFE).- Las cenizas de Corín Tellado, la escritora española más leída después de Miguel de Cervantes, han sido depositadas hoy junto a los restos de su madre en el cementerio de Roces, en Gijón, en una ceremonia íntima a la que sólo han asistido sus familiares directos.

La urna, que contenía las cenizas de María del Socorro Tellado López, fue trasladada esta tarde desde la Iglesia de La Inmaculada, donde se celebró un funeral, hasta la necrópolis y alojada provisionalmente en el nicho de su madre hasta que la familia decida el destino final que va a darle.

Corín Tellado había expresado en vida el deseo de que sus cenizas fueran arrojadas al viento en Viavélez, un pequeño pueblo de pescadores bañado por el Mar Cantábrico en la zona occidental de Asturias donde nació el 25 de abril de 1927.

Varios centenares de personas se congregaron en la Iglesia para despedir a la prolífica escritora de novela romántica que fue recordada como "una mujer distinta a las demás, libre, entregada, trabajadora, fuerte e independiente" por el sacerdote Antonio Allende que ofició el funeral.

El párroco ha glosado la figura de Corín Tellado como una escritora que supo transformar "el dolor que acompañó su vida personal en amor" y ha calificado su legado como "una lección de vida".

"Ella supo qué hacer con el dolor y la enfermedad y de su experiencia sacó la gramática de los sentimientos de la que muchos aprendieron muchas cosas porque el dolor también puede ser escrito", ha afirmado el sacerdote.

Al funeral han asistido el presidente de Asturias, Vicente Álvarez Areces; la consejera de la Presidencia, María José Ramos, y la alcaldesa de Gijón, Paz Fernández Felgueroso, además de los escritores Juan José Plans y Pedro de Silva y el dibujante Isaac del Rivero, entre otras personalidades.

El hijo de la escritora, Chomín Tellado, ha declarado a los periodistas al finalizar la ceremonia religiosa que su familia ha quedado "muy sorprendida" por las muestras de afecto que ha recibido desde el pasado viernes cuando se produjo el deceso y por la repercusión que ha tenido en todo el mundo la noticia del fallecimiento de su madre.

"Nunca pensé que iba a ser para tanto, parece que los demás sabían más que nosotros lo que teníamos en casa", ha dicho visiblemente emocionado.

Cinco sacerdotes se han alternado en la celebración del oficio religioso que ha finalizado con la lectura de una carta redactada por María Corín Castro Tellado, que evocó distintos pasajes de su infancia junto a su abuela, la escritora de novelas de amor que era conocida en el mundo entero.

Corín Tellado falleció el pasado viernes a los 81 años en su domicilio de Gijón probablemente por un infarto cerebral que le sobrevino al levantarse de la cama.

Denostada por los puristas de la literatura y amada por sus lectores, Corín Tellado deja una obra de más de 4.000 títulos y el récord de haber vendido 400 millones de ejemplares.