Familiares y amigos recuerdan a Corín Tellado en su funeral como "una mujer que supo transformar el dolor en amor"

GIJÓN, 13 (EUROPA PRESS)

Familiares y amigos de Corín Tellado, fallecida la madrugada del pasado sábado, despidieron hoy a la escritora asturiana en un emotivo funeral que se celebró en la iglesia de la Inmaculada en Gijón. La misa estuvo oficiada por el amigo de la familia Antonio Allende que recordó a Corín Tellado "como la mujer que conoció en su adolescencia" una "mujer distinta a las demás, libre, entregada, trabajadora, fuerte, independiente y siempre cuidadora de sus dos hijos".

El sacerdote recordó también que en la vida de Corín Tellado "no faltó el dolor". "De ese dolor sacaría mucho de lo que escribió porque ella supo transformar el dolor en amor y nos dio una lección de vida", dijo el párroco ante una iglesia abarrotada por familiares, amigos y seguidores de la escritora.

Entre los presentes se encontraba además el presidente del Principado, Vicente Álvarez Areces, la Consejera de Presidencia, Justicia e Igualdad, María José Ramos, la Alcaldesa de Gijón, Paz Fernández Felgueroso, así como varios concejales, además del escritor y periodista Juan José Plans, el escritor Pedro de Silva, el dibujante Isaac del Rivero y el artista Peltó, entre otros.

Durante la homilía, Allende ensalzó la obra escrita de la escritora asturiana. "Ella supo qué hacer con el dolor y la enfermedad y de su experiencia sacó la gramática de los sentimientos de la que muchos aprendieron muchas cosas porque el dolor también puede ser escrito".

Dio, asimismo, ánimos a la familia más próximo como son sus hijos Chomin y Begoña Tellado Egusquizaga y sus nietos de lo que "ella siempre estuvo muy orgullosa", según recordó Allende.

Por su parte, Chomin Tellado dijo ante los medios de comunicación estar "sorprendidos y alucinados" ante las muestras de afecto y la repercusión de la muerte de su madre.

"Nunca pensé que iba a ser para tanto; parece que los demás sabían más que nosotros lo que teníamos en casa", explicó el hijo de la escritora. Asimismo añadió que la familia aún desconoce el destino que dará a las cenizas de la escritora. Tras el funeral, la familia se dirigió hasta el cementerio de Roces donde descansan los restos de la madre de Corín Tellado.

La ceremonia, que contó además con la presencia de otros cinco sacerdotes, finalizó con la lectura por parte de un amiga de la familia de una carta escrita por la nieta María Corín Castro Tellado de 19 años, con recuerdos de su infancia.

Corín Tellado escribió 5.000 títulos y está considerada en el Libro Guinness de los Récords como la escritora viva más leída en lengua hispana, y la segunda de la historia de la literatura española tras Miguel de Cervantes. El pasado miércoles, dos días antes de morir, terminó de dictar su último relato.