(Ampl.) La Audiencia Provincial de Madrid acuerda continuar con el juicio por el 'caso Tabacalera'

MADRID, 15 (EUROPA PRESS)

La Sección 17 de la Audiencia Provincial de Madrid acordó hoy continuar con la celebración del juicio por el 'caso Tabacalera', cuya segunda sesión seguirá mañana con la declaración como acusado por presunto delito de información privilegiada del presidente de Telefónica, César Alierta, según confirmó el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) en un comunicado.

Los magistrados resolverán en la sentencia final el fondo de las cuestiones previas planteadas ayer por las partes y cuyo estudio suspendió la segunda sesión de la vista oral durante el día de ayer, según fuentes jurídicas consultadas por Europa Press.

El tribunal acoge así de la tesis de la Fiscalía Anticorrupción, que defendió la necesidad de celebrar el juicio para determinar si se consumó el delito y si existe prescripción.

El juicio se reanudará con sesiones de mañana y tarde, por lo que está previsto que mañana también declarare el otro acusado, el sobrino de Alierta, Luis Placer, considerado el testaferro de la operación de compra-venta de acciones de Tabacalera que les reportó un beneficio de 1,86 millones de euros en 1997.

El tribunal reduce así de cuatro a tres las sesiones programadas para la celebración de la vista oral, cuya tercera y última sesión tendrá lugar el próximo martes. El viernes y el lunes no habrá vista oral.

La defensa de Alierta solicitó ayer el sobreseimiento de la causa por prescripción del delito de información privilegiada, al haber transcurrido cinco años desde la comisión hasta la admisión a trámite de la denuncia.

Asimismo, pidió la nulidad del procedimiento por vulneración de los derechos fundamentales del acusado y rechazó la legitimación de la Fiscalía Anticorrupción para acusar en solitario al no existir perjudicados, y tras la retirada, un día antes del juicio, de la Asociación de Consumidores y Usuarios de Servicios Generales de Banca y Bolsa (Auge) como acusación popular.

Por su parte, el fiscal solicitó la práctica de las pruebas testificales y documentales al considerar probado que Alierta se benefició de su entonces cargo de presidente de Tabacalera para obtener 1,86 millones de euros en seis meses con la compra-venta de acciones de la compañía durante el proceso de compra de la empresa estadounidense Havatampa.

El fiscal defendió la existencia de un delito agravante de información privilegiada -cuyo plazo de prescripción es de diez años- y mantuvo su acusación en defensa de los intereses generales y de la credibilidad del mercado de valores. La Fiscalía pide cuatro años y seis meses de cárcel para Alierta y cuatro años de prisión para Placer.