Comité para la Prevención del Tabaquismo pide a Economía que suba los impuestos especiales este año

MADRID, 6 (EUROPA PRESS)

El Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT), en el que se agrupan miles de profesionales sanitarios españoles implicados en la lucha contra esta adicción, pidió hoy al Ministerio de Economía y Hacienda a que haga efectivo lo antes posible el incremento de los impuestos especiales del tabaco que repercuten sobre los fumadores.

Ante la posibilidad de que la titular de Economía, Elena Salgado, pueda aumentar la fiscalidad del tabaco, la presidenta de esta entidad, María Ángeles Planchuelo, asegura que el incremento de impuestos del tabaco es "la medida aislada más eficaz para reducir el consumo", ya que cada 10% de incremento del precio reduce el consumo en un 4% en los adultos y entre un 8% y un 10% en los menores.

En concreto, la propuesta consiste en incrementar este mismo año el componente impositivo específico (el que grava la unidad de producto) desde los 8,20 euros actuales por 1.000 cigarrillos hasta los 10 euros, y aumentar de paso el impuesto especial o 'ad valorem' (relacionado con el precio de venta al público) hasta los 76,60 euros por mil cigarrillos, es decir, 6,60 euros más que ahora.

En cuanto al consumo, el cálculo que se hace en esta entidad es que éste bajaría en torno a 115 millones de cajetillas durante los siguientes doce meses (ahora se venden unas 4.500 anuales). La entidad recomienda asimismo adelantar la introducción del impuesto mínimo especial para la picadura de liar, cuyo precio es la razón de que su consumo haya aumentado un 56 por ciento en el primer trimestre de 2009.

Por lo tanto, y "con independencia de que el aumento de los impuestos especiales pueda traducirse en mayor recaudación", una medida así puede tener "un impacto sanitario incuestionable", ya que el consumo de tabaco se asocia con una mayor vulnerabilidad a infecciones como tuberculosis, neumonía y gripe.

De este modo, los expertos en tabaquismo recomiendan no esperar a 2014 para aplicar el umbral de 90 euros de recaudación por 1.000 cigarrillos que propone la Comisión Europea. "Lo oportuno es comenzar ya a acercarse a ese objetivo" y hacerlo de forma gradual, explicó.