La reforma de la Ley antitabaco reduce un 12% el número de fumadores en dos años

  • El porcentaje de españoles fumadores se reduce hasta el 32,5 por ciento.

  • En hombres se ha pasado de un 38,5 al 33,5 por ciento y en mujeres del 33,8 al 30 por ciento.

La persona que deja de fumar antes de los 40 años vive el mismo tiempo que la que nunca ha consumido tabaco

La persona que deja de fumar antes de los 40 años vive el mismo tiempo que la que nunca ha consumido tabaco

Europa Press

La reforma de la Ley antitabaco que entró en vigor el pasado 2 de enero de 2011, que entre otras cuestiones ampliaba la prohibición de fumar en cualquier bar o restaurante, ha conseguido en tan sólo dos años reducir el número de fumadores un 12,3 por ciento, según los datos de un estudio de la Sociedad de Prevención de Fremap.

En concreto, y tras analizar más de 700.000 reconocimientos médicos realizados a trabajadores de diversas empresas, el estudio constata como antes de que entrara en vigor la norma fumaban el 37,1 por ciento de los españoles y, dos años más tarde, se observa como en 2012 el porcentaje ha descendido hasta el 32,5 por ciento.

Esta disminución, como ha explicado el director del Área de Medicina del Trabajo de la Sociedad de Prevención de Fremap y autor del estudio, José Manuel Gómez López, no presenta muchas diferencias entre sexos, ya que en hombres se ha pasado de un 38,5 al 33,5 por ciento y en mujeres del 33,8 al 30 por ciento.

No obstante, este experto destaca como la progresiva incorporación de la mujer al consumo de tabaco hace que "poco a poco se vayan igualando las tasas", como también se está observando en estos últimos años en el cáncer de pulmón, tumor directamente relacionado con el tabaco cuya incidencia hasta ahora era mucho mayor en hombres.

El estudio muestra, asimismo, que un 17,5 por ciento de los encuestados declaró en 2012 haber sido fumador anteriormente pero haber dejado este hábito.

Las edades de mayor consumo de tabaco son las comprendidas entre 16 y 20 años, con un 46 por ciento de fumadores; y la de menos consumo de tabaco el grupo de los de más de 60 años, de los que solo fuma un 19 por ciento de los encuestados.

En cuanto a los fumadores, durante el último año solo el 1,49 por ciento de los encuestados reconocen fumar más de una cajetilla, cuando en 2009 este mismo grupo de población era significativamente mayor, puesto que en los reconocimientos realizados el 2,8 por ciento de los trabajadores declaraba fumar más de 20 cigarrillos al día.

Además, Gómez López ha destacado que en próximos estudios también tienen previsto analizar los datos por sectores para saber en qué tipo de trabajos hay un porcentaje mayor de fumadores.

"Lógicamente, todos los trabajos que suponen no estar en un sitio cerrado tienen ahora más facilidad de fumar que aquellos que si lo están, ya que no en todos es sencillo poder fumar. No es lo mismo trabajar en una tienda a pie de calle que el que trabaja en un piso alto", ha destacado.

En cualquier caso, este experto tiene claro que la prohibición de fumar en el ámbito laboral y en determinados lugares públicos ha tenido su "efecto claro" ya que, además, "todo el mundo está más concienciado de que es un hábito no saludable y por eso la gente intenta dejar de fumar".