La UE hace una nueva oferta a los países latinoamericanos para bajar el arancel a las importaciones de banano

  • Bruselas, 11 feb (EFEAGRO).- La Comisión Europea (CE) ha presentado a los países de América Latina una nueva oferta, con el objetivo de bajar el arancel a las importaciones europeas de banano y poner fin al litigio entre ambas partes a causa de la fruta, informaron hoy a Efeagro fuentes cercanas a la negociación.

La UE hace una nueva oferta a los países latinoamericanos para bajar el arancel a las importaciones de banano

La UE hace una nueva oferta a los países latinoamericanos para bajar el arancel a las importaciones de banano

Bruselas, 11 feb (EFEAGRO).- La Comisión Europea (CE) ha presentado a los países de América Latina una nueva oferta, con el objetivo de bajar el arancel a las importaciones europeas de banano y poner fin al litigio entre ambas partes a causa de la fruta, informaron hoy a Efeagro fuentes cercanas a la negociación.

La propuesta, que el Ejecutivo comunitario ha remitido a los estados latinoamericanos en Ginebra, supondría una bajada gradual del arancel que actualmente la Unión Europea (UE) aplica a la entrada de bananas de América Latina, situado en 176 euros por tonelada.

Aunque la oferta tiene como referencia el preacuerdo al que llegaron el pasado mes de julio en Ginebra la UE y 11 países latinoamericanos sobre el gravamen bananero, hay discrepancias de ambos lados sobre si esta nueva propuesta está cerca o lejos de aquel pacto -que quedó sin validez porque entonces fracasaron las tratativas de Doha para la liberalización del comercio mundial-.

Según fuentes comunitarias, la propuesta "tiene como base" el preacuerdo de julio, aunque es diferente y empezaría a aplicarse después, pero por el contrario, según fuentes latinoamericanas "la propuesta se aleja bastante" de ese compromiso".

El preacuerdo de julio establecía que el arancel empezaría a bajar gradualmente a partir de 2009, en que sería 148 euros por tonelada, hasta situarse en 2016 en 114 euros por tonelada.

Fuentes de las industrias han explicado que la oferta respetaría lo acordado entonces pero sólo para los tres primeros años: una reducción a 148 euros en 2009, 143 en 2010 y 136 euros en 2011.

Según estas fuentes, lo que ocurriera a partir de 2012 dependería de la negociación de la Ronda de Doha de la Organización Mundial del Comercio (OMC) para la apertura de los mercados mundiales, que está estancada y que precisamente fracasó en la reunión del pasado mes de julio en la que se vio el preacuerdo sobre banano.

Según fuentes europeas, "la Comisión Europea pretende llegar a un acuerdo y resolver este asunto fuera de lo que ocurra sobre Doha", para acabar con el histórico conflicto del banano que enfrenta a la UE con países latinoamericanos.

Bruselas quiere que en caso de que se reanude la negociación de la Ronda de Doha -iniciada en 2001 y que está congelada- no haya más conversaciones para bajar otra vez el arancel del banano.

La CE ha remitido a la OMC un escrito en el que resalta su interés por negociar con los estados latinoamericanos un arancel definitivo, para cumplir con el último dictamen del organismo bilateral que daba la razón a Ecuador y declaraba el impuesto europeo contrario a las reglas del comercio.

En este litigio, el grupo de los ACP (estados de África, Caribe y Pacífico) rechaza cualquier bajada del arancel, ya que estos estados no se ven sometidos al gravamen impuesto a los países latinoamericanos porque tienen un trato preferente para enviar su fruta al mercado europeo.

Bruselas prevé, dentro de su oferta, dar "ayudas financieras" para apoyar a los ACP, en compensación por las bajadas de aranceles.

Los países latinoamericanos tienen que reaccionar a la oferta pero según las primeras impresiones, "se aleja bastante del compromiso" al que llegaron en julio con la UE y opinan que dicho pacto "debe ser honrado".

Al fracasar las tratativas sobre Doha, la CE declaró inválido el preacuerdo, pero los países de América Latina han seguido defendiendo su vigencia hasta ahora.