CiU ve en Europa el escenario básico para que Cataluña se recupere de su "crisis nacional"

BARCELONA, 16 (EUROPA PRESS)

El programa de CiU para las elecciones europeas del 7 de junio ve en Europa el escenario "básico" para que Cataluña se recupere de la "crisis nacional" que está viviendo, por lo que subraya la importancia de que la federación esté bien representada para defender "directamente" a los catalanes.

El Consejo Nacional conjunto de CiU aprobó hoy un programa que expone el doble compromiso de la federación en las elecciones, con Cataluña y con el proceso de unificación europea --apuesta por relanzar la estrategia de Lisboa--.

La federación remarca que a la fuerte crisis económica debe sumársele una "crisis nacional manifestada en forma de desánimo y moral baja general". "Cataluña ha perdido parte del orgullo propio, al perder peso económico y político, con un Govern entregado a lo que le dictan de Madrid, y unos objetivos nacionales que no se cumplen", en referencia al Estatut y a la financiación.

Ante esta situación, se ofrece para liderar una reacción de Cataluña, para levantar su moral y su economía, con una apuesta política propia y "no sometida a Madrid". "Nos sentimos capaces y con ganas de liderar esta reacción, avalados por ser la primera fuerza política de Catalunya y por la trayectoria que acumulamos, combinando seriedad y eficacia en la gestión, y con ambición nacional", argumenta.

CiU cree que esta reacción debe iniciarse también desde el continente, y recuerda que el 70 por ciento de la legislación española se produce a consecuencia de lo que disponen directivas europeas de rango superior. Por ello, propondrán en el Parlamento Europea medidas para afrontar la crisis europea en general y la catalana en particular.

Como ya ha defendido en varias ocasiones el candidato de CiU, Ramon Tremosa, el programa constata que Cataluña disfruta de una situación geoestratégica "privilegiada" para afrontar la crisis, a lo que se debe sumar el espíritu emprendedor y trabajador de los catalanes, y la diversificación de su economía.

La federación es optimista, pues sostiene que Catalunya puede ser "puerta de Europa", como una potencia turística y con una economía dinámica que puede servir para salir de la crisis.

Sin embargo, el programa argumenta que para ello es necesario preparar la economía catalana, garantizar buenas infraestructuras, y citan el corredor mediterráneo, el AVE hasta Francia y la gestión del Aeropuerto de El Prat, cuestiones que defenderán prioritariamente en Europa.

Otros ejes del programa son la defensa del Estado del Bienestar, el crecimiento sostenible y la Europa democrática. En este punto, constata la necesidad de una regeneración democrática europea y en el mundo de la política en su conjunto, además del reconocimiento de las realidades nacionales "más allá de los Estados".

CiU aboga por simplificar las estructuras europeas, acercarlas a la población y hacerlas permeables a la influencia de los ciudadanos. Pero también defiende una realidad europea que "va mucho más allá de los Estados, unos Estados con unas fronteras marcadas a menudo desde hace siglos a través de guerras casi medievales de resultado injusto y caduco".

Para la federación, "estas fronteras no pueden marcar las reglas de juego" del continente, y deben ser las realidades nacionales las que deben adquirir un "creciente protagonismo". Por ello, CiU revalida su apuesta por la Europa de las naciones, por la "Europa de los pueblos, la Europa real que subsiste pese a los Estados, y que debe liderar la política europea del futuro".