Críticas por la posible comparecencia del ministro nipón de Finanzas ebrio

  • Tokio, 16 feb (EFE).- El ministro japonés de Finanzas, Shoichi Nakagawa, fue hoy criticado por correligionarios de su partido por su comportamiento inadecuado en la rueda de prensa posterior a la reunión del G7 de este fin de semana en Roma, en la que parecía estar ebrio.

Críticas por la posible comparecencia del ministro nipón de Finanzas ebrio

Críticas por la posible comparecencia del ministro nipón de Finanzas ebrio

Tokio, 16 feb (EFE).- El ministro japonés de Finanzas, Shoichi Nakagawa, fue hoy criticado por correligionarios de su partido por su comportamiento inadecuado en la rueda de prensa posterior a la reunión del G7 de este fin de semana en Roma, en la que parecía estar ebrio.

Al ser preguntado en la conferencia de prensa por periodistas de varios medios de comunicación, el ministro nipón de Finanzas presentó este sábado dificultades para articular las respuestas, como recogen hoy sin cesar las cadenas de televisión japonesas.

Tras las críticas recibidas, entre ellas del ex primer ministro Yoshiro Mori, Nakagawa se disculpó hoy por generar preocupación, pero negó haber estado bajo los efectos del alcohol durante la rueda de prensa.

No obstante, reconoció haber bebido algo y tomado "demasiadas medicinas para el resfriado" antes del encuentro con los periodistas.

El portavoz del Gobierno de Japón, Takeo Kawamura, achacó hoy el comportamiento del ministro a la apretada agenda que tuvo en Roma y al resfriado que padecía, aunque esta mañana le advirtió para que se comporte.

Uno de los más duros en las críticas fue el ex primer ministro Mori, perteneciente al gubernamental Partido Liberal Demócrata (PLD), quien, en un programa matutino de la televisión japonesa, aseguró conocer la afición de Nakagawa por la bebida.

"Como le gusta mucho beber, ya en una ocasión le aconsejé que tuviera cuidado", afirmó Mori.

Para algunos comentaristas nipones, este incidente podría desprestigiar más aún la imagen del Gobierno del primer ministro de Japón, Taro Aso, quien cuenta con un índice de popularidad de apenas el 14 por ciento.

Japón es uno de los países miembros del G7, compuesto además por el Reino Unido, Canadá, Francia, Alemania, Italia y Estados Unidos, por lo que el pasado fin de semana participó en las reuniones celebradas por ese grupo en Roma para analizar la crisis económica.