De la Vega sigue confiando en que la economía toque fondo a final de 2009

  • Madrid, 3 abr (EFE).- La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, insistió hoy en que el Ejecutivo "confía" en que la economía española tocará fondo en el segundo semestre de este año para retomar la senda de crecimiento en 2010.

El Gobierno aprueba el proyecto de ley de Servicios de Pago

El Gobierno aprueba el proyecto de ley de Servicios de Pago

Madrid, 3 abr (EFE).- La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, insistió hoy en que el Ejecutivo "confía" en que la economía española tocará fondo en el segundo semestre de este año para retomar la senda de crecimiento en 2010.

"Creemos que podremos" vivir el peor momento de la crisis en la segunda mitad del año, pero "vamos a ir viéndolo y vamos a ver cómo se van desarrollando los acontecimientos", añadió.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Fernández de la Vega fue preguntada por las previsiones del Banco de España, que apuntan a una contracción de la economía del 3 por ciento este año y a que la recesión siga en 2010, con una caída del 1 por ciento.

El organismo supervisor también cree, al contrario que el Ejecutivo, que la economía no tocará fondo hasta la segunda mitad del año que viene.

La vicepresidenta recordó que "estamos en la peor fase de la crisis" y "tenemos unos meses por delante duros", aunque reiteró que el Ejecutivo espera "en un horizonte no muy lejano", retomar la "senda de la estabilización" e iniciar la recuperación "poco a poco".

Además insistió en que las medidas adoptadas para afrontar la crisis son "las adecuadas, algo que todo el mundo sabe" y, en esta senda "un poquito larga" hasta volver al crecimiento, el Gobierno tratará de gestionar el deterioro económico "lo mejor posible".

Pese a los malos augurios del Banco de España, Fernández de la Vega señaló que el organismo supervisor piensa, al igual que el Gobierno, que la recuperación de la economía y la creación de empleo vendrán determinados por "la reactivación de la liquidez y de la reposición del crédito".

Además, señala que ya hay "algún" dato esperanzador, como el hecho de que la destrucción de empleo se ha desacelerado, en alusión a la menor caída de las afiliaciones a la Seguridad Social en marzo, aunque añadió que "es sólo un síntoma" y hay que ser "extremadamente prudentes".