Economía/Empresas.- Los bancos financiadores de Iberdrola podrán utilizar el crédito para conseguir liquidez del BCE

MADRID, 12 (EUROPA PRESS) Las entidades financieras que concedieron el crédito de 7.995 millones de libras esterlinas (11.360 millones de euros) a Iberdrola para la compra de Scottish Power podrán descontar el préstamo ante el Banco Central Europeo (BCE) para conseguir liquidez, según informó hoy el bufete Allen & Overy en un comunicado. Esta posibilidad se abre tras el acuerdo alcanzado entre Iberdrola y los bancos prestamistas del crédito inicial para retrasar hasta 2012 el vencimiento de tres cuartas partes (3.800 millones de euros) de su actual importe vivo de 5.262 millones de euros. El socio del departamento de derecho financiero de Allen & Overy Madrid, Charles Poole-Warren, que lideró la operación, explicó que el acuerdo incluye una modificación de la ley aplicable a la financiación, que hará posible este descuento ante el BCE, que supone "un hecho de gran importancia dada la actual crisis financiera". "La complejidad de la transacción se debe a que la financiación inicial de Iberdrola estaba sujeta a derecho inglés y, por tanto, no podía ser utilizada como colateral en las operaciones de financiación del BCE aplicables únicamente al mercado interbancario de la zona euro", apuntó el abogado. El préstamo fue concedido en 2006 por importe de 7.995 millones de libra esterlinas (unos 11.360 millones de euros) por lo que la reconfiguración del préstamo "supone un importante aumento de liquidez para Iberdrola", explicó el despacho asesor. En el acuerdo también participaron los abogados Jimena Urretavizcaya y Mark Williams. Iberdrola anunció el pasado domingo que elevará su liquidez a 8.000 millones de euros, lo que permitirá sufragar sus deudas y compromisos de inversión durante los próximos 20 meses. Esta solvencia fue posible por las emisiones realizadas en los tres últimos meses en los mercados capitales, que le han permitido recaudar más de 3.000 millones de euros, y también por la renovación de este crédito. Mediante el acuerdo de refinanciación del préstamo, Iberdrola prolonga hasta 2012 el pago de la mayor parte del crédito, consiguiendo un alargamiento de la vida media de la deuda, que se sitúa en 5,9 años.