Economía/Finanzas.- El Gobierno británico niega lamentar la operación de HBOS y Lloyds

LONDRES, 16 (De la corresponsal de EUROPA PRESS, Eva Martínez Millán) El Gobierno británico rechazó hoy que lamente haber permitido la absorción de HBOS por parte de Lloyds debido a la gravedad del estado de la entidad escocesa en el último trimestre de 2008, con un alcance mayor de lo previsto y cuya noticia llevó la pasada semana a un desplome en bolsa del grupo resultante, el Lloyds Banking Group. A este respecto, un portavoz del Gobierno afirmó hoy que el Ejecutivo no lamenta haber apadrinado una operación en la que intervino el propio primer ministro, Gordon Brown, quien sigue considerando que la fusión permitió defender los intereses de estabilidad del sistema financiero. Asimismo, fuentes de Downing Street negaron también hoy que se esté considerando la toma de posesión del banco, aunque se mantienen los rumores que apuntan a que la entidad podría necesitar una nueva recapitalización adicional a los 17.000 millones de libras que recibió gracias al primer plan de rescate bancario, presentado por el Gobierno en octubre. Por su parte, el propio ministro del Tesoro, Alistair Darling, evitó negar esta posibilidad este fin de semana, en medio de la tormenta política y financiera que provocó la noticia de que las pérdidas de HBOS en 2008 eran superiores a lo esperado. Su difusión el pasado viernes llevó a una caída de Lloyds en bolsa de casi un tercio. Asimismo, la agencia de calificación Moody's rebajó la valoración de la entidad debido a su "alto nivel de problemas y elevada exposición al riesgo en HBOS". Además, a este contexto se ha sumado la noticia de que Lloyds prevé recompensar a parte de la plantilla con 'bonus' que podrían alcanzar los 120 millones de libras, debido a que considera que los empleados merecen un "reconocimiento financiero". Sin embargo, la medida ha recabado una importante impopularidad tanto por parte de los inversores como en el propio Gobierno, que reprueba los premios a los bancos que han tenido que ser rescatados, y los propios directivos han renunciado a los que le podrían haber correspondido por el año 2008. Sin embargo, pese a la recuperación de cierta normalidad a medida que avanzó la jornada de hoy, las acciones del gigante bancario volvieron a cotizar a la baja, para concluir la sesión con un recorte del 8,14%.