Economía/Fiscal.- Gestha propone reducir a tres meses la rectificación del IVA para mejorar la liquidez de las pymes

MADRID, 25 (EUROPA PRESS) El colectivo de técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) pidieron hoy a la Agencia Tributaria que reduzca de un año a tres meses el plazo legalmente establecido para que empresas y autónomos puedan realizar la rectificación de las facturas con el IVA que han repercutido a sus clientes pero que, debido a la falta de tesorería, no han podido cobrar en su totalidad o parcialmente. En este sentido, Gestha solicita que se apruebe, mediante Real Decreto Ley, la modificación de la Ley del IVA, por considerar que la reducción del plazo de rectificación, fijado actualmente en un año, podría mejorar la liquidez de las empresas afectadas por la morosidad. Los técnicos de Hacienda afirman que esta modificación normativa se ajustaría al derecho comunitario donde en relación al IVA, el marco regulador español debe someterse a lo dispuesto en la directiva comunitaria 2006/112/CE, que reconoce la potestad de la Administración a exigir la regularización de la deducción de este impuesto en caso de operaciones total o parcialmente impagadas. Gestha indica que la Ley española del IVA establece la posibilidad de la modificación de la base imponible por las causas previstas en Ley Concursal o por transcurrir un año desde el devengo sin que se haya cobrado total o parcialmente el crédito, si bien obliga a la empresa a haber instado previamente su cobro mediante reclamación judicial. Este requisito, añaden los técnicos, con frecuencia no se produce, ya que "económicamente no suele compensar" iniciar un procedimiento así en los tribunales. Además, los técnicos de Hacienda afirman que, en la actualidad, las empresas, pymes, autónomos y pequeños productores deben ingresar a la Hacienda Pública el IVA de facturas que aún no han cobrado y puede ser que nunca cobren, ya que la normativa comunitaria establece que el impuesto es exigible en el momento en que se efectúa la entrega de bienes o prestación de servicios, y no en el momento en que se emite la factura o se materializa el pago de la misma. CAMBIAR DEVENGO POR COBRO. Por ello, Gestha solicita al Ejecutivo que realice las gestiones oportunas para que el Consejo de la Unión Europea permita de manera transitoria y sólo durante el tiempo que dure la crisis económica, cambiar la regla del devengo del IVA por la regla del cobro, de manera que este impuesto sea exigible cuando se materialice el pago y no cuando se presta el servicio o se venda una mercancía. Finalmente, con el fin de aliviar las dificultades de liquidez de las empresas y de los autónomos, los técnicos proponen que las empresas puedan compensar los pagos del Impuesto de Sociedades, IRPF y del IVA con la garantía de los más de 12.300 millones de euros que Gestha calcula que las administraciones públicas adeudan al sector empresarial.