Economía/Macro.- Solbes considera que el BCE tiene margen para nuevos recortes de tipos y prevé recuperación en 2010

NUEVA YORK, 9 (EUROPA PRESS) El vicepresidente del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, considera que todavía existe margen de maniobra suficiente en la zona euro para que el Banco Central Europeo (BCE) adopte nuevos recortes de tipos, actualmente al 2%, que permitan capear las turbulencias económicas, que llevarán a tocar fondo al crecimiento mundial en 2009, aunque a partir de 2010 se prevé una recuperación gradual. En un artículo publicado en su edición de hoy por el diario estadounidense 'The Wall Street Journal', el ministro afirma que "existe la necesidad de políticas fiscales y monetarias que sostengan la vacilante demanda" y considera que, aunque los diferentes bancos centrales están adoptando fuertes medidas para mejorar la liquidez en los mercados mediante la "agresiva" rebaja de los tipos de interés, "en la eurozona existe aún margen de maniobra para recortes adicionales". Solbes, quien reconoce que la economía mundial se enfrenta a una crisis "sin precedentes", que ha llevado a las economías avanzadas a "su peor recesión desde la II Guerra Mundial", pronostica que el crecimiento global tocará fondo a finales de 2009 para iniciar una "recuperación gradual" en 2010. En este sentido, el ministro considera que las respuestas adoptadas hasta la fecha "van en la dirección correcta" y "pronto darán sus frutos", por lo que señala que lo más importante ahora es poner en práctica con rapidez los paquetes de estímulo previstos y "evitar sucumbir a las presiones proteccionistas". En el caso de España, Solbes destaca la adopción de medidas fiscales dirigidas a impulsar la demanda, así como otras medidas en el sector financiero con el objetivo de restaurar la confianza y proporcionar liquidez. No obstante, el ministro reconoce que el Ejecutivo "está listo para tomar nuevas decisiones" en el ámbito financiero si fuera necesario, pese a destacar que el sistema financiero español está mostrando una resistencia destacable gracias a su enfoque hacia la banca minorista y la estricta supervisión.