Economía.- Trichet cree que 2010 "puede ser el año de la recuperación moderada"

PARIS, 18 (EUROPA PRESS) El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean Claude Trichet, comparte la idea del responsable de la Reserva Federal norteamericana, Ben Bernanke de que el año 2010 "puede ser el año de la recuperación moderada" de la economía mundial. Yo diría como mi colega Bernanke que el año 2009 será muy muy difícil. Al mismo tiempo, quiero decir que hay un acuerdo bastante general de todas las instituciones públicas y privadas para pensar que 2010 puede ser el año de la recuperación moderada", dijo Trichet en la emisora de radio gala 'Europe1'. En todo caso, puso el acento en que la recuperación "dependerá de la confianza", algo que no está logrado de antemano y de la manera en que "autoridades, ciudadanos y empresas" vuelvan a mostrar confianza. "El problema esencial no es hacer previsiones en un mundo incierto, el problema esencial es recuperar la confianza", insistió el economista francés, quien apostilló: "No soy un Oráculo". Por otra parte, recordó que el BCE ha adoptado medidas "muy importantes" y "no convencionales" que no se hubieran barajado antes de la intensificación de la crisis a mediados de septiembre del pasado año. Así, mencionó una bajada de tipos de interés de manera "rápida" y en niveles "importantes" porque la presión inflacionista disminuyó muy sensiblemente. Asimismo, dijo que la acción del BCE sobre el mercado monetario ha disminuido los riesgos de crédito y de liquidez en el interbancario y que ahora los tipos del mercado interbancario del euros a seis meses y un año son inferiores a las tasas del dólar del mercado interbancario en Nueva York. "Es una capacidad suplementaria que damos para hacer frente a una situación en al cual las presiones inflacionistas han disminuido considerablemente", explicó."Lo que hemos hecho fue excepcional, estamos en un momento histórico. Tenemos los tipos más bajos desde la Segunda Guerra mundial, estamos en circunstancias excepcionales", admitió. Trichet evitó adelantar si el BCE adoptará medidas similares a las del Banco de Inglaterra o las autoridades de Estados Unidos que compran bonos del tesoro y préstamos de empresas para ayudar a su refinanciación. En todo caso, admitió que la institución que dirige "estudia" si caben "medidas complementarias que no serán necesariamente idénticas" a las de los colegas de otros países. Finalmente, dijo no compartir la tesis del premio Nobel de Economía, el norteamericano Paul Krugman, quien sostiene que la respuesta de Europa frente a la crisis ha fracasado y que las políticas de relanzamiento económico son insuficientes y no están a la altura. "No lo creo, porque como lo digo para la política monetaria, hace falta encontrar el equilibrio entre la audacia de las medidas que adoptamos inmediatamente, garantizar la estabilidad de precios a medio y largo plazo y la confianza. Es un todo, es un bloque", replicó Trichet. Así pues, en su opinión, los planes de relanzamiento europeos son "audaces" y muy importantes si se tiene en cuenta el nivel de déficit que se ha alcanzado en muchos países. Al mismo tiempo, insistió, en que es necesario regresar al equilibrio en la perspectiva estratégica del medio plazo. "Porque si no, nuestros conciudadanos no tendrán confianza. No son idiotas", exclamó.