EEUU.- La rentabilidad de la deuda de EEUU se desploma tras decisión de la Fed y el dólar cae a mínimos de 3 meses

WASHINGTON, 18 (EUROPA PRESS) El anuncio de la Reserva Federal de EEUU (Fed) de que destinará 300.000 millones de dólares (223.245 millones de euros) a la compra de bonos del Tesoro a largo plazo provocó el desplome inmediato de la rentabilidad de la deuda de EEUU a 10 años, que sufría su mayor caída diaria desde 1962, al bajar un 16,2%, hasta el 2,52%. Asimismo, el efecto de la declaración de intenciones de la institución presidida por Ben S. Bernanke, conocido como 'Helicóptero Ben' por su predisposición a enfrentar la crisis mediante la aplicación de medidas de 'alivio cuantitativo', tuvo también reflejo casi instantaneo en la cotización del 'billete verde', que se depreciaba un 3,7% frente al euro y situaba a la divisa en mínimos de los tres últimos meses frente al euro al bordear los 1,35 dólares. El Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) de la Reserva Federal de EEUU (Fed) decidió hoy mantener los tipos de interés en un rango objetivo de entre el 0% y el 0,25% y anunció la expansión de su balance mediante el incremento de sus programas de compra de titulizaciones hipotecarias y el lanzamiento de un plan de hasta 300.000 millones de dólares para adquirir bonos del Tesoro a largo plazo en los seis próximos meses, lo que supone destinar más de un billón de dólares a la compra de títulos de deuda. La decisión de la Fed, si bien provocó la reacción al alza de Wall Street, causó el hundimiento del dólar y de la rentabilidad de la deuda estadounidense, lo que podría aumentar las preocupaciones mostradas ya por algunos de los principales acreedores de EEUU, como China, que ven desplomarse el valor de sus inversiones. En concreto, el pasado viernes, el primer ministro de China, Wen Jiabao, expresó su preocupación sobre la pérdida de valor del gran número de activos estadounidenses que posee su país e instó a EEUU a que tome medidas para garantizar su "buen crédito". El Gobierno chino es el mayor poseedor extranjero de deuda estadounidense y no es la primera vez que sus autoridades muestran preocupación por que el importante aumento del gasto público por parte del país norteamericano pueda provocar la depreciación del dólar y la caída en la rentabilidad de la deuda estadounidense.