El Banco de España quería evitar crisis de confianza con CCM

MADRID (Reuters) - El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, explicó el jueves en el Congreso que la intervención de la Caja Castilla La Mancha el pasado fin de semana pretendía evitar una crisis de confianza y un efecto contagio al conjunto del sector financiero.

"El Banco de España actuó para evitar una crisis de confianza en la entidad y una convulsión en los mercados," dijo Fernández Ordóñez en comisión parlamentaria.

"Cabe resaltar nuestro voluntad de evitar que los problemas de una entidad de crédito individual degeneren de tal manera que contagien el resto de bancos y cajas del país", apostilló.

El máximo responsable del banco central español insistió en palabras de otros responsables políticos al afirmar que la caja "no tiene un agujero financiero" y que cumplirá con todas sus obligaciones ayudada por el aval del Tesoro de hasta 9.000 millones de euros aprobado el domingo en Consejo de Ministros.

"CCM es una entidad de crédito con patrimonio neto contable positivo... la entidad no presenta ningún agujero patrimonial... hará frente a todos sus compromisos", aseguró.

Sin embargo, Fernández Ordóñez criticó la gestión reciente de la caja como consecuencia de una gestión inadecuada de los riesgos.

"(...) ello no significa que no esté afrontando serios problemas cuya causa hay que buscarla en una inadecuada gestión de riesgos y en una potente expansión del negocio, especialmente del sector inmobiliario, que se financió ... generando importantes desequilibrios", dijo.

LA INJERENCIA POLÍTICA

Fernández Ordóñez criticó las tensiones políticas que se están dando en determinadas cajas de ahorro, un sector en el que las corporaciones locales y autonómicas tienen representación y con una regulación que impide, por ejemplo, adquisiciones por parte de bancos.

"La exposición de las cajas de ahorro al debate político hace enormemente difícil el tratamiento ágil y eficaz en la búsqueda de soluciones", afirmó.

Además, explicó que ha pedido a los políticos cambios normativos.

"He trasladado personalmente al gobierno y el principal partido de la oposición la necesidad de realizar algunas modificaciones normativas que pudieran mejorar notablemente la búsqueda de soluciones".

"Que se faciliten a las cajas algunos instrumentos que les permitan ampliar sus recursos propios, al menos con la facilidad que puedan hacerlo los bancos", añadió.

Enmarcó estas peticiones en la necesidad de buscar cuantas soluciones privadas sean necesarias para impedir el recurso a los contribuyentes.

"Sería deseable alguna modificación institucional que, siguiendo el modelo de Fondo de Garantía de Depósitos que tan buena experiencia nos ha proporcionado, nos permita cumplir con las exigencias de pertenecer a la Unión Monetaria sin que sea necesario, como ha sido en la intervención de CCM, convocar un consejo de ministros cada vez que se procede a una intervención de una entidad", explicó.