Las bajadas de tipos adelgazan la remuneración media de los depósitos a plazo hasta el 3,12%

MADRID, 6 (EUROPA PRESS)

Las bajadas de tipos de interés aplicadas por el Banco Central Europeo (BCE) han adelgazado la remuneración media de los depósitos a plazo hasta el 3,12% en febrero, lo que supone un descenso del 1,4 puntos porcentuales desde el mismo mes del año anterior, según datos del Banco de España que recoge Europa Press.

El abaratamiento del precio del dinero establecido por el instituto emisor europeo desde el 3,75% que marcaba a principios de 2008, hasta el 2% de febrero de 2009 ha repercutido a la baja en la remuneración de los ahorros de las familias.

En la actualidad, los tipos de interés se encuentran en el 1,25%, el nivel más bajo de la historia desde que existe la eurozona, tras la decisión adoptada por el BCE el día 2 de abril de recortar el precio del dinero en un cuarto de punto, menos de lo esperado por el mercado para reactivar la economía.

Por esta razón, los expertos consultados consideran que es previsible que la remuneración que obtienen los hogares con sus depósitos continúe descendiendo, ya que los mercados consideran insuficiente el recorte aplicado y pronostican un nuevo movimiento a la baja próximamente, hasta al menos el 1%.

De hecho, el presidente del BCE, Jean Claude Trichet, ya adelantó tras la reunión del consejo de gobierno de la institución que el 1,25% no es el suelo de los tipos de interés en Europa, sino que éstos aún pueden bajar más, ya que no existen presiones inflacionistas y es necesario reactivar la economía para salir de la recesión.

En el mismo sentido, el coste de los préstamos a las familias también ha descendido en los últimos doce meses, hasta colocarse en febrero en el 4,35% para las nuevas operaciones de crédito para la compra de vivienda, frente al 5,59% de interés medio correspondiente al mismo mes de 2008.

Por contra, según los últimos datos del organismo que preside Miguel Ángel Fernández Ordóñez, el tipo de interés medio aplicado para los nuevos créditos al consumo de los hogares ha subido en doce meses desde el 10,48% hasta el 10,80%, lo que puede interpretarse como una mayor prima de riesgo.