Lo peor de la recesión en España ya ha pasado, según Intermoney

Advierte del riesgo de que la banca venda las 800.000 viviendas en su cartera y hunda los precios

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

"Lo peor de la recesión en España ya ha pasado", gracias a las políticas aplicadas tanto por el Banco Central Europeo (BCE) como por el Gobierno español, según el economista jefe de Intermoney, José Carlos Díez, que pronostica un escenario más oscuro para el resto de Europa, especialmente para Alemania.

A su parecer, España refleja un patrón de comportamiento similar al de Estados Unidos, donde aún quedan varios meses de recesión, pero se aprecian señales positivas, mientras que en Europa el panorama se presenta "muy malo", sobre todo en Alemania, donde la recesión se manifiesta con retraso.

"Las medidas han llegado tarde, pero han llegado" dijo Díez, en alusión tanto a la tardanza del instituto emisor europeo en bajar los tipos de interés, como a los planes aplicados por el Ejecutivo de Rodríguez Zapatero, entre los que citó el Plan 'E', y el Fondo de Adquisición de Activos Financieros (FAAF).

El economista jefe de Intermoney indicó que la destrucción de empleo cada vez es menos intensa en España y vaticinó que las medidas aplicadas contribuirán a estabilizar la economía a lo largo de este año, aunque el Producto Interior Bruto (PIB) se contraiga un 3,4% y no quede margen para reactivar la economía a través de políticas fiscales.

Las medidas del Gobierno "han sido positivas, pero ahora se puede dar un paso más", dijo Díez, partidario de que el Ejecutivo desarrolle nuevas iniciativas en el mercado de la vivienda y en aras de aliviar las dificultades financieras de los hogares sin aumentar el gasto.

PROGRAMA ESTATAL DE COMPRA DE VIVIENDAS.

Concretamente, el experto propone, por una parte, que el Estado compre viviendas terminadas y desarrolle un programa de alquiler con opción a compra dentro de unos años a precios de mercado actual, lo que contribuiría a evitar un desplome de los precios, tal y como el que puede producirse si la banca se desprende de los activos inmobiliarios que ahora engrosan su cartera.

Por otra parte, aboga por que se articulen ayudas financieras de forma temporal a hogares con riesgo de entrar en morosidad pero con capacidad de recuperación, como una especie de 'cheque fiscal' a través del cual se atenderían determinadas necesidades a cambio de evitar futuras desgravaciones fiscales sobre la vivienda.

"El mayor riesgo es que la banca salga a vender las 800.000 ejecuciones inmobiliarias, porque se hundirían los precios", advirtió José Carlos Díez, para quien es necesario reactivar la demanda interna sin deteriorar la imagen exterior de España para no ahuyentar a los grandes inversores. SUBIDA SALARIAL DEL 2%.

Asimismo, abogó por una subida salarial ligada al objetivo de inflación del 2%, como fórmula de proteger a la economía contra la deflación, y desechó generalizar una negociación bilateral entre empresario y trabajador, a no ser que se trate de casos puntuales para evitar la destrucción de empleo.

También apostó por "reducir la tasa de temporalidad sin tocar los derechos adquiridos", y por que los jóvenes, colectivo fundamental para la recuperación, puedan acceder a contratos indefinidos y salvar así un importante obstáculo al que se enfrentan para acceder a los créditos de la banca.

De esta forma, se contribuiría a la normalización del sistema financiero, que ha endurecido las condiciones de acceso a los préstamos, lo que incide a la baja en la demanda. "El crédito es determinante para la recuperación de la economía", insistió el economista jefe de Intermoney.

FERNÁNDEZ ORDÓÑEZ.

Por otro lado, consideró sensata la propuesta del gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, de abrir el debate sobre alargar la edad de jubilación hasta los 67 años, pero advirtió también de que ante la actual atonía del consumo "no es positivo alertar a los pensionistas", sino ayudar a que mantengan un gasto estable.

Díez también destacó que el instituto emisor español tiene capacidad regulatoria y capacidad normativa para intervenir en entidades financieras, lo que consideró positivo porque, llegado el caso, puede actuar con mayor celeridad que si no contara con estas potestades.

No obstante, incidió en la necesidad de que si se interviene una entidad, como Caja Castilla-La Mancha, la gestión vuelva pronto al sector privado, tal y como sucedió con el caso de Banesto, porque "los funcionarios no saben gestionar empresas".

TIPOS DE INTERÉS BAJOS, EURIBOR NO TANTO.

Respecto a la actuación de los bancos centrales de Estados Unidos y la UE, el experto afirmó que queda recorrido para nuevas bajadas de tipos de interés, y pronosticó que el precio del dinero se mantendrá barato durante "mucho tiempo".

Aunque el BCE estuvo "a por uvas" en 2008, subiendo los tipos de interés cuando ya había que bajarlos para atajar la recesión, el organismo que preside Jean Claude Trichet continuará bajando el tipo oficial incluso por debajo del 1%, aunque la facilidad de depósito no siga exactamente la misma senda.

En este sentido, Díez explicó que al Euríbor, tipo al que se referencian la mayoría de las hipotecas en España, no le queda mucho margen de bajada, por lo que su suelo podría establecerse entre el 1,25% y el 1,5%.