AIMME investiga las redes sociales como fuente de competitividad empresarial

VALENCIA, 14 (EUROPA PRESS)

El Instituto Tecnológico Metalmecánico (AIMME) está llevando a cabo una experiencia piloto para investigar cómo las redes sociales, la Web 2.0, el e-marketing o el software libre en España pueden servir para incrementar la competitividad de las empresas, según informó la Generalitat en un comunicado.

Con este experimento, enmarcado en el Proyecto Metal 2.0, el instituto pretende "hacer reflexionar a los profesionales y/o estudiantes TIC y a los empresarios españoles sobre las ventajas de invertir en las tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) para reducir gastos (eliminar el papel y digitalizar todos los procesos) e incrementar ingresos (usar e-marketing de forma intensiva), es decir, para ser más productivos y competitivos".

Para que las empresas sean más competitivas a partir de las nuevas tecnologías, AIMME les recomienda, en primer lugar, que estén "alerta" sobre la actividad en internet "de sus socios, clientes, proveedores y, sobre todo, de su competencia para conocer el estado y los cambios que se producen en su entorno".

En segundo lugar, el instituto propone reducir las inversiones de la empresa destinadas al marketing tradicional y aumentar las dirigidas al marketing por internet (aplicación web de la empresa, Google Adwords, portales sectoriales, entre otros). Si este nuevo modelo comercial es rentable, "deberán ir ampliando sucesivamente las partidas destinadas al e-marketing hasta que vean aumentado su nivel de facturación".

Una vez que los beneficios empresariales hayan crecido, AIMME aconseja destinar las ganancias adicionales a incrementar el nivel de digitalización de los procesos de la empresa con el objetivo de "eliminar ineficiencias y, gradualmente, hacer a la compañía más competitiva".

Para conseguir todo esto, Santiago Bonet, responsable del Departamento TIC de AIMME, considera "primordial" que el empresario "comprenda y asuma que la tecnología debe estar al servicio de las personas de la empresa y no al revés, es decir, debe verla como una herramienta útil para hacer más productivos a sus trabajadores".

Asimismo, también considera que los dirigentes empresariales deben "desterrar la idea generalizada de que en Internet todo es gratuito para poder empezar a comprender y asimilar que es necesario invertir en TIC".

AIMME pertenece a la Red de Institutos Tecnológicos de la Comunitat Valenciana (REDIT) y está impulsado por la Conselleria de Industria, Comercio e Innovación.