"Flores de otro mundo" para repoblar los pueblos de Zamora

  • Zamora, 18 abr (EFE).- Al igual que en la película de Izíar Bollaín "Flores de otro mundo", 44 mujeres residentes de Madrid, en su mayoría de origen iberoamericano, han participado hoy en una "caravana de mujeres" con la intención de buscar esposo en San Cristóbal de Entreviñas (Zamora).

"Flores de otro mundo" para repoblar los pueblos de Zamora

"Flores de otro mundo" para repoblar los pueblos de Zamora

Zamora, 18 abr (EFE).- Al igual que en la película de Izíar Bollaín "Flores de otro mundo", 44 mujeres residentes de Madrid, en su mayoría de origen iberoamericano, han participado hoy en una "caravana de mujeres" con la intención de buscar esposo en San Cristóbal de Entreviñas (Zamora).

El grupo ha sido recibido por 22 hombres procedentes de pueblos de la comarca zamorana de Benavente y Los Valles, que no han querido dejar pasar la oportunidad de buscar su media naranja, en una fiesta de solteros organizada por la Asociación de Caravanas de Mujeres, que con ello quiere contribuir a repoblar los núcleos rurales.

Así lo ha señalado a Efe el presidente de la Asociación y organizador, Manuel Gozalo, que en su día también conoció a su actual esposa en una de estas fiestas.

Entre los solteros, el más joven de ellos, Jesús Herrero, de 46 años, ha explicado que en su pueblo, San Miguel del Valle, "no hay ninguna mujer" disponible, por lo que cuando se enteró de la fiesta de solteros se apuntó sin pensárselo dos veces porque "me gustan las comilonas, las borracheras y las mujeres, y esto es lo justo".

Otro de los que pretenden encontrar esposa es José "El cuco", que fue el que convenció a los dueños del restaurante El Jardín de San Cristóbal de Entreviñas para que acogiesen la caravana de mujeres.

A quien no logró convencer fue al resto de solteros del pueblo, ya que sólo dos de los 22 hombres son de esta localidad zamorana que tiene poco más de 1.300 habitantes y en la que "el 50 por ciento son solteros, pero la mayoría no se ha apuntado por apuro o por el dinero".

La fiesta, consistente en comida, visita turística al pueblo, baile, cena y hasta un concurso de chistes, tenía un coste de 100 euros para cada hombre y de 20 euros para las mujeres llegadas de Madrid.

Entre ellas, Jany Santos, de 36 años, dominicana y peluquera en el barrio madrileño de Usera, ha asegurado que no le importaría encontrar a un marido mayor que ella porque "en el amor la edad dice poco" y se ha mostrado dispuesta a irse a vivir a un pueblo de Zamora si encuentra en él a su media naranja.

Más reticencias han puesto otras participantes, como Lucía, que sólo se iría a vivir a un pueblo si es con un hombre "muy bueno", o Rosa Rubio, que exigía que el candidato estuviera dispuesto a aceptar ser padre del hijo que iba a tener dentro de dos meses.

Claro que otras solteras negaron que el embarazo fuera real y explicaron que, durante el viaje desde Madrid, Rosa se colocó unos trapos debajo el jersey para simular la barriga de una embarazada.

La fiesta de solteros de San Cristóbal de Entreviñas, que emula la célebre película de William Wellman "Caravana de mujeres", ha despertado el interés de medios de comunicación extranjeros como las corresponsales en España del diario italiano El Corriere della Sera y de los periódicos franceses Ouest France y Dernieres Nouvelles d'Alsace.

Ahora sólo falta que esta nueva caravana de mujeres tenga más éxito que las otras tres que se han celebrado hasta ahora en la provincia de Zamora, ya que en ninguna de ellas los encuentros de solteros han terminado en boda.

Tampoco logró su objetivo el alcalde de la localidad zamorana de El Pego, Leónides Riesco, que participó en el programa televisivo "Granjero busca esposa".

Al menos en este caso, "Nines", como le llaman amigablemente al alcalde, logró una popularidad temporal que le ha llevado incluso a protagonizar un anuncio de televisión de productos de la tierra de la comarca zamorana de La Guareña.

Alberto Ferreras