La ex concursante de Gran Hermano con cáncer terminal se casa el domingo

  • Londres, 20 feb (EFE).- Jade Goody, la británica de 27 años a la que hizo famosa en el Reino Unido su participación en el programa "Gran Hermano" y que ocupa desde hace días las portadas de toda la prensa sensacionalista del país porque padece un cáncer cervical terminal, contraerá matrimonio este domingo.

La ex concursante de Gran Hermano con cáncer terminal se casa el domingo

La ex concursante de Gran Hermano con cáncer terminal se casa el domingo

Londres, 20 feb (EFE).- Jade Goody, la británica de 27 años a la que hizo famosa en el Reino Unido su participación en el programa "Gran Hermano" y que ocupa desde hace días las portadas de toda la prensa sensacionalista del país porque padece un cáncer cervical terminal, contraerá matrimonio este domingo.

Los tabloides compiten por publicar hoy historias relacionadas con su boda con Jack Tweed, de 21, otro participante en ese programa de telerrealidad que se encuentra actualmente en situación de libertad vigilada por orden del juez tras agredir a un adolescente con un palo de golf.

Según el "Daily Mirror", el juez ha rechazado la solicitud presentada por Tweed para que se le exima ese día de la obligación de volver a su casa materna a las siete de la tarde, y la pareja piensa incluso pedir al primer ministro, Gordon Brown, que interceda a su favor.

Un portavoz del titular de Justicia, Jack Straw, dijo que se está examinando el caso en el ministerio a la vez que alabó "el extraordinario valor" que está demostrando la joven ante la adversidad.

"The Sun" por su parte cuenta que se ha pintado de color rosa, su color favorito, el dormitorio de Goody, que dijo querer sentirse la noche de su boda "como una princesa".

Ese tabloide conservador, que tiene un gran olfato para los temas populares, ha lanzado una campaña con el nombre de Jade para que se adelante de 25 a 20 años la edad a la que se somete gratuitamente a la mujer al test cervical en Inglaterra, como ocurre ya en Escocia o Gales.

El periódico dice también que Goody llevará analgésicos escondidos en su traje de bodas pero asegura que no llevará velo para mostrar así la cabeza, que se ha quedado sin pelo por la quimioterapia que se le ha venido aplicando.

Además, dicen los tabloides, la joven, que tiene dos hijos, de cinco y cuatro años de una relación anterior, abandonará su silla de ruedas y tratará de caminar hasta el altar junto al novio.

El servicio religioso lo oficiará el obispo Jonathan Blake, señala por su parte el "Daily Mirror", según el cual la banda femenina "Girls Aloud" podría actuar durante la ceremonia, a la que asistirán, según se anuncia, unos trescientos invitados.

Apodada "Piggy" (cerdito) por sus facciones, Goody procede de una familia con muchos problemas, y sus declaraciones y comportamientos soeces desde que se convirtió en un personaje célebre hace siete años han incrementado su popularidad en el sector de la población que devora los tabloides.

La gravedad de su enfermedad - se le auguran sólo algunos meses de vida- ha hecho que la prensa y los políticos se fijen en ella y le dediquen últimamente todo tipo de comentarios elogiosos.