Los guionistas de televisión muestran su incertidumbre por los efectos de la crisis y las nuevas tecnologías

SANTANDER, 29 (EUROPA PRESS)

Los guionistas de televisión han mostrado su incertidumbre por los efectos de la crisis económica en aspectos como la reducción de ingresos publicitarios por parte de las cadenas de televisión, y también por el cambio de paradigma con la llegada de nuevas tecnologías.

Estas son algunas de las conclusiones que han expuesto unos 40 guionistas de series de televisión durante el Encuentro de Guionistas de TV organizado por la Fundación Comillas, el Instituto Buñuel y la Sociedad General de Autores Españoles (SGAE), celebrado desde el pasado día 27 y hasta hoy en el Palacio de Sobrellano de comillas.

Los guionistas mostraron su prevención hacia las políticas de los responsables de estrategias de uso de las nuevas tecnologías, especialmente en lo tocante a las telefonías móviles o las formas de empleo de contenidos para Internet, e incluso de la creación original para la misma.

Además, se puso de manifiesto una falta de conocimiento preciso por parte de muchos autores sobre las posibilidades de futuro de los nuevos formatos, y de las oportunidades que puedan ofrecer los cambios inmediatos en el sector.

Este desconocimiento tiene relación también con la resistencia de los agentes de los mercados tradicionales -cadenas de televisión,...- a adoptar nuevas formas de negocio en las que el autor reclame un control mayor sobre su trabajo, o bien exija unas condiciones tecnológicas que permitan mayores posibilidades expresivas y artísticas de las que las nuevas tecnologías ofrecen hoy en día.

En este sentido, el sector considera interesante que obtengan una mayor familiaridad con otras vías de trabajo creativo surgidas en el seno de las nuevas tecnologías, entre las que se encuentran todo el entorno de los videojuegos o los espacios para contenidos de ficción de las nuevas cadenas, que surgirán el próximo año a raíz del apagón "analógico".

Así, la situación actual de crisis económica junto al cambio de paradigma tecnológico supone un elevado nivel de incertidumbre en los próximos años para el sector. Frente a la disminución de ingresos de publicidad por parte de las cadenas y de la atomización del mercado a través de la explosión de las nuevas ventanas digitales, los profesionales del guión deberán ser conscientes de esta realidad para poder seguir generando productos demandados en las diferentes ventanas.

La preocupación colectiva por que la situación de la propiedad intelectual y su rendimiento económico se acerque más al modelo de creación anglosajón, la necesidad de acortar las distancias entre los guionistas televisivos y los responsables de productoras de contenidos de ficción, y la preocupación creciente de los guionistas por los canales de retorno de la explotación de los productos televisivos y las condiciones de remuneración de la multidifusión de los mismos fueron otros aspectos abordados.

Al respecto, se citan fenómenos como la explotación de series en DVD, la propiedad intelectual sobre personajes o ideas, o la obtención de compensaciones por la comercialización de series en televisiones extranjeras, sobre los que se cree que demandan no sólo una mayor cobertura legal para los autores, sino la elevación de estos asuntos a instancias legislativas, dado que algunas de ellas dependen de iniciativas supranacionales o comunitarias.

Los participantes incidieron en que, dentro de la cadena de valor del sistema audiovisual, el guión presenta una debilidad relativa respecto al resto de elementos en lo que se refiere a la remuneración, y que, pese a ser claves en la creación del producto audiovisual, presentan una situación laboral y de remuneración muy débil e inestable.