El textil gallego y portugués presentan un clúster transfronterizo para aprovechar sus fortalezas y ser más competitivos

El conselleiro de Economía e Industria muestra el apoyo de la Xunta en su función de "facilitadora" de elementos diferenciadores

VIGO, 21 (EUROPA PRESS)

Asociaciones del textil gallego y de Portugal presentaron hoy en Vigo la iniciativa EuroClusTex, un clúster del sector en el ámbito de la Eurorregión y que tiene el objetivo lograr una colaboración que permita a las empresas de ambas orillas del Miño aprovechar las "fortalezas" y, de este modo, poder ser más competitivas a nivel internacional.

Las instalaciones de Texvigo, que alberga a 44 empresas del sector, acogieron hoy el primer acto de presentación pública de este clúster, que fue constituido oficialmente a principios de año dentro de un proyecto con fondos europeos y con una aportación de 580.000 euros.

Según explicó el secretario general de la Confederación de Industrias Textiles de Galicia, Alberto Rocha, esta inversión inicial servirá para la "puesta en marcha" de la iniciativa, darla a conocer y "dar visibilidad" a la oferta de las empresas gallegas y lusas.

Así, entre los objetivos está la creación de una base de datos para identificar a las empresas del sector o vinculadas a él, con vistas a poder aprovechar sinergias; sentar las bases de la estructura jurídica del clúster y la posibilidad de captar fondos europeos.

Por su parte, el conselleiro de Industria, Javier Guerra, quien acudió a la inauguración del acto de presentación de hoy, destacó la "complementariedad" que existe en el textil de la Eurorregión Galicia-Norte de Portugal, puesto que mientras en el país vecino tienen una gran experiencia en lo que respecta a la industria y fabricación, en Galicia se han desarrollado más aspectos como la distribución, comercialización y la creación de marcas.

APOYO

Guerra manifestó el apoyo de la Xunta de Galicia a este clúster, si bien precisó que se trata de una iniciativa privada donde la Administración autonómica tiene el papel de "facilitadora" de "elementos diferenciadores" que ayuden al sector textil a ser más competitivo. En este sentido, abogó por planes estratégicos para el desarrollo de las marcas, la mejora de la calidad en la oferta y en las redes de distribución o la internacionalización, entre otros aspectos.

Además, el conselleiro hizo especial hincapié en que la "unión" de las capacidades es especialmente "positiva" en un "momento delicado" como el que actualmente atraviesa la economía. Además, recordó que muchas empresas del textil que habían salido hacia Asia para contratar la producción, "están volviendo a Portugal por la calidad, los tiempos y la flexibilidad" que ofrece la industria de ese país. "Más cerca podemos trabajar mejor", agregó.

COLABORACIÓN

Según explicó Albergo Rocha, el cluster incluirá a las empresas, la Administración y también implicará a las universidades. Según ejemplificó, será como un "matrimonio de conveniencia", de forma que la colaboración se dé "cuando a las partes le interesa" y sin "crear ataduras".

En cuanto al textil gallego, abogó destacó que existen "dos grandes especialidades", como son mujer y niño, y que suponen un "producto bastante similar. Por ello, abogó por el fortalecimiento en estos ámbitos, de forma que "cada uno atacando, consiga cubrir todo el espacio" de la oferta y "cerrando" la entrada a otros países. Así, defendió la necesidad de que cada empresa "trabaje por su cuenta" pero "bajo un paraguas institucional".

La jornada de presentación celebrada hoy, donde participaron representantes de la Asociación Textil y de Vestuario de Portugal (ATP), el Centro Tecnológico de Textil y Vestuario de Portugal, la Asociación de Industrias de Punto y Confección de Lugo, Ourense y Pontevedra y Cointega; también contó con la participación de representantes de asociaciones y clúster de otros sectores --como la conserva, el metalúrgico o la automoción-- con el objetivo de compartir y aprender de experiencias que llevan un tiempo en práctica.

Asimismo, entre los asistentes también figuró el presidente de la Federación Española de Empresas de la Confección, Ángel Asensio, y autoridades portuguesas.