Inditex no es inmune a la crisis pero destaca la fortaleza de su modelo de negocio

Inditex no es inmune a la crisis pero destaca la fortaleza de su modelo de negocio

Inditex no es inmune a la crisis pero destaca la fortaleza de su modelo de negocio

MADRID, 25 (EUROPA PRESS) El vicepresidente primero y consejero delegado de Inditex, Pablo Isla, reconoció hoy que la compañía "no es inmune" a la crisis, pero consideró que su modelo de negocio, con un gran componente de moda, calidad y precios asequibles, junto con proximidad y capacidad de reacción a la demanda, constituye una "fortaleza grande" para obtener un buen comportamiento en el actual escenario económico. Isla se pronunció de este modo durante la presentación en rueda de prensa de los resultados de la compañía en su último ejercicio fiscal (entre el 1 de febrero de 2008 y el 31 de enero de 2009), cuando su beneficio y sus ventas a superficie comparable se mantuvieron estables. En un año en el que desarrolló una fuerte expansión, con 573 nuevas aperturas, las ventas totales mostraron crecimientos positivos en todas las áreas geográficas y en todas las cadenas, hasta situarse en 10.407 millones de euros, lo que supone un incremento contable del 10% y del 12% a tipos de cambio constantes. "Teniendo en cuenta el contexto económico, son resultados satisfactorios, que ponen de manifiesto la solidez financiera de la compañía y de su modelo de negocio, con capacidad de responder en diferentes coyunturas económicas", remarcó el directivo. El mercado español, que aporta el 34% de las ventas, evolucionó por debajo de la media, con un crecimiento del 1%, que Isla consideró un "buen comportamiento" teniendo en cuenta el descenso general del consumo en el país. No obstante, admitió que, en términos de superficie comparable, las ventas descendieron "ligeramente" en España. En 2009, "previsiblemente otro año marcado por el escenario macroeconómico", según la compañía, Inditex espera seguir mostrando un desempeño superior al del resto del sector, manteniendo la expansión del negocio como prioridad estratégica. Concretamente, invertirá unos 600 millones de euros a lo largo del presente ejercicio, alrededor de un tercio menos que en los últimos años. El directivo explicó que entre 2006 y 2008 se realizó un "importante" esfuerzo inversor en áreas logísticas, un plan que dio por concluido, por lo que las inversiones se destinarán este año íntegramente a nuevas aperturas. El 95% de las nuevas tiendas previstas (entre 370 y 450) se inaugurarán en el exterior, con un "especial protagonismo" de los mercados asiáticos, prioritarios en el plan de expansión de la firma textil, junto a los europeos. De hecho, la mitad de las aperturas de Zara se realizarán en estos mercados, principalmente en China, Japón y Corea. En España, donde sus diferentes formatos disponen de una fuerte presencia, mantendrá una "filosofía de aperturas muy selectivas", según el vicepresidente del grupo, que remarcó que el mercado español "ha dado y sigue dando grandes satisfacciones" a la compañía que preside Amancio Ortega. 25 TIENDAS EN INDIA EN 2012 Según recoge el acuerdo suscrito recientemente con Tata, el grupo desembarcará en India en 2010, con la previsión de contar con una red de 25 establecimientos en los primeros dos o tres años y con presencia en las principales ciudades del país. Isla, que descartó crecer mediante adquisiciones, consideró que aún existe "mucho potencial" de crecimiento orgánico, dado que, pese a que los mercados internacionales generan dos tercios de las ventas, la cuota de mercado en los distintos países aún es pequeña. Preguntado por los periodistas, el consejero delegado de Inditex también descartó modificar las políticas comerciales de la compañía, al entender que ofrece precios "muy competitivos", con una media de entre 15 y 20 euros por prenda. En relación con 'Lefties', con 40 tiendas en España, aseguró que no ha registrado un crecimiento importante y que no existe un plan de expansión específico, sino que en determinados casos se transforman algunas tiendas a esta marca cuando existen dos Zara muy próximos. Isla destacó que 2008 fue un año de una importante generación de caja, con 1.850 millones de euros, lo que, además de las inversiones, permite destinar 654 millones de euros en dividendo para sus accionistas. Por otra parte, respecto a los directivos, consideró que los niveles retributivos son moderados y que los incrementos que se apliquen estarán en línea con la inflación.