La Junta Arbitral de Consumo del Principado tramitó 950 expedientes en 2008

OVIEDO, 8 (EUROPA PRESS)

La Junta Arbitral de Consumo del Principado de Asturias, dependiente de la Agencia de Sanidad Ambiental y Consumo, tramitó el año pasado 950 expedientes. En lo que va de 2009 ya se han recibido 240 solicitudes, según informó el Gobierno regional a través de una nota de prensa.

Los sectores que han dado lugar a un mayor número de actuaciones son los de telecomunicaciones, con 670 expedientes tramitados, gas (49 expedientes) y reparación de automóviles (45 expedientes). En 2008 se adhirieron al Sistema Arbitral de Consumo, a través de la Junta Arbitral, 87 empresas, con lo que a 31 de diciembre del año pasado mantenían su adhesión al sistema 1.291 empresas.

El Arbitraje de Consumo es un sistema voluntario y alternativo a la vía judicial del que disponen los consumidores y usuarios para resolver los problemas que surjan en sus relaciones de consumo con los empresarios y profesionales. Es voluntario para ambas partes, por lo que es necesario que la empresa lo acepte y eso lo puede hacer caso a caso o bien a través de una Oferta Pública de Adhesión al sistema, lo cual acredita mediante la exhibición en sus instalaciones o en su publicidad del logotipo del arbitraje de consumo y la mención "empresa adherida". En la Web www.consumoastur.es se puede acceder al listado de empresas adheridas.

Se trata de un sistema sencillo, gratuito, rápido (máximo de seis meses), neutral y vinculante para ambas partes y se administra a través de las Juntas Arbitrales de Consumo.La decisión que da solución a la controversia se denomina "laudo arbitral" y es elaborada por mayoría o unanimidad por un órgano arbitral que normalmente está constituido por tres personas: una que pertenece a la Administración pública, otra a una asociación de consumidores y usuarios y la tercera a una organización empresarial. Con todo ello, se pretende que la valoración de la reclamaciones se haga de forma equilibrada y lo más imparcial posible. Las partes pueden además explicar y probar sus posturas a este órgano arbitral en un acto de audiencia al que se les cita antes de tomar una deciisón.

El "laudo" es vinculante para ambas partes y es un título ejecutivo, lo que quiere decir que si una de ellas se niega a su cumplimiento, puede solicitarse directamente la ejecución judicial del mismo. De los 950 arbitrajes realizados en 2008, 571 fueron solicitados por organismos públicos, 359 por consumidores y usuarios y 20 por asociaciones de consumidores. El número de laudos dictados fue de 435, de los cuales 255 fueron estimatorios, 176 desestimatorios y 4 conciliatorios. La Junta Arbitral de Consumo del Principado de Asturias fue constituida formalmente en el año 1994.