Barajas.-(Amp.)Palao dice que climatología agravó "puntualmente" dificultades que ya sufría Iberia por huelga de pilotos

Más de 1.800 pasajeros han presentado ya sus reclamaciones contra Iberia por las alteraciones en la programación durante el paro MADRID, 19 (EUROPA PRESS) El secretario de Estado de Transportes, Fernando Palao, consideró hoy que la climatología adversa agravó "puntualmente", en los días 2 y 9 de enero, las dificultades que ya sufría Iberia en el aeropuerto de Madrid-Barajas desde principios de diciembre por una "huelga no declarada". En una comparecencia a petición del grupo Popular en el Senado, Palao consideró que aunque la huelga no estaba declarada sí está "constatada" su realización durante los meses de diciembre y enero. No obstante, la falta de una convocatoria imposibilitaba "tomar medidas". "Las operaciones de Iberia en Barajas se estaban resintiendo de una situación de trabajo a reglamento no declarada aunque si constatable que se mantuvo entre los meses de diciembre de 2008 y enero de 2009. A esta situación se sumaron dos incidentes puntuales que complicaron el funcionamiento del aeropuerto durante las vacaciones navideñas", explicó Palao. Así, recordó la ausencia el día 2 de enero de ocho controladores en el turno de mañana y otros siete en el turno de tarde que obligó al cierre temporal en ambos turnos de dos pistas; así como el cierre del aeródromo madrileño durante unas tres horas a causa de la fuerte nevada caída en Madrid el pasado día 9. El secretario de Estado de Transportes, que recordó que Iberia es una compañía privada con sus propias relaciones con los trabajadores y sus negociaciones sin intervenciones por parte de la Administración, apuntó que las alteraciones en la puntualidad de la aerolínea coincidieron con las negociaciones por la renovación del convenio colectivo con los pilotos. "Había una situación latente que termina cuando se cierra el acuerdo", recalcó. En este sentido, Palao señaló que mientras que la terminal T-4 de Barajas operaba con una puntualidad del 77% antes de la "prerruptura de los pilotos con Iberia", posteriormente y hasta el día anterior a la nevada cayó hasta el 35%, con la mayoría de los vuelos (59%) anulados por Iberia. Entre el 9 y el 11 de enero, la puntualidad en la T-4 descendió hasta el 11% --más de 30 puntos porcentuales menos que en el conjunto de terminales T-1, T-2 y T-3--, con el 72% de las cancelaciones de Iberia. Asimismo, desde el 12 de enero hasta el "anuncio de preacuerdo de pilotos con Iberia" la puntualidad en la T-4 se situó en el 42%, con el 72% de vuelos cancelados por la aerolínea presidida por Fernando Conte. No obstante, "tras el acuerdo de los pilotos e Iberia" y pese a las condiciones meteorológicas en Francia y Reino Unido que afectaron al tráfico aéreo europeo, la puntualidad en la T-4 se vio incrementada hasta el 64%, "sólo" 15 puntos porcentuales menos que en el resto de terminales, con un 46% de vuelos anulados por Iberia. "Resulta evidente el conflicto de trabajo a reglamento de los pilotos de Iberia durante la negociación del convenio", recalcó Palao. El secretario de Estado de Transportes reiteró que al no ser un "conflicto declarado, ya que los pilotos niegan que haya habido un conflicto", no se pudieron designar servicios esenciales. "Al margen de las dos situaciones puntuales había una situación latente que empieza con la prerruptura del convenio y que acaba cuando el acuerdo se cierra definitivamente", consideró Palao. MÁS DE 1.800 QUEJAS El secretario de Estado de Transportes señaló que la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) ha recibido hasta el día de ayer un total de 1.802 quejas de pasajeros afectados por las alteraciones en los vuelos de Iberia, en las que denuncian incumplimientos por parte de la aerolínea. De entre dichas reclamaciones, 340 hacen referencia al cierre del aeropuerto del 9 de enero. No obstante, Palao consideró que es "pronto" para saber el número total de ciudadanos que debe reclamar, teniendo en cuenta que los pasajeros deben presentar sus quejas previamente ante la compañía aérea. Por su parte, Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) ha recibido hasta ayer 2.226 quejas relacionadas con los días 9, 10 y 11 de enero, de las cuales 1.961 están dirigidas a compañías aéreas y de éstas un 43% concretamente a Iberia. Asimismo, 177 se refieren al servicio de 'handling', de las cuales un 47% apuntan también a Iberia; y 88 quejas son dirigidas contra AENA. "La agencia está haciendo el seguimiento de las reclamaciones y analizará las alteraciones del tráfico en las operaciones de Iberia para comprobar si la compañías es sancionable", recalcó Palao.