Boeing finaliza las pruebas de motor del 787 Dreamliner

EVERETT (EE.UU.), 21 (EUROPA PRESS)

Boeing sigue su avance en la carrera hacia el primer vuelo del 787 Dreamliner, cuyas primeras pruebas de motor ya han finalizado, informó el constructor aeronáutico estadounidense.

Dicha prueba marca un hito al ser la primera vez que se lleva a cabo un arranque completamente eléctrico del motor de un reactor comercial de doble pasillo. Con anterioridad, los motores se habían arrancado electrónicamente en las instalaciones de pruebas.

Las pruebas se iniciaron con el sistema electrógeno auxiliar, que da potencia de arranque a los dos motores Trent 1000 de Rolls-Royce. El ensayo tiene una duración de 40 minutos, durante los cuales los motores se arrancan y operan con diversos ajustes de potencia para asegurar el rendimiento previsto de todos los sistemas.

A lo largo de la prueba se realizaron verificaciones básicas del sistema, de forma que los motores fueron apagados e inspeccionados y, tras una revisión técnica, se volvieron a arrancar. Durante la prueba, el equipo monitorizó las vibraciones y observó la secuencia del apagado para asegurar un funcionamiento adecuado, detalló el fabricante.

El vicepresidente y director general del programa 787, Scott Fancher, mostró su satisfacción por el rendimiento de los motores durante la prueba, que supone la preparación para las pruebas intermedias y finales del nuevo avión.

El 787 se trata del primer avión comercial fabricado principalmente con materiales compuestos, diseñado para operar vuelos de largo alcance y tiene una capacidad prevista de hasta 350 pasajeros.

El fabricante estadounidense anunció que el primer vuelo del 787 se produciría en el segundo trimestre de 2009 para contar con más tiempo para completar el ensamblaje del primer aparato. Las entregas comenzarán en 2009.

Boeing acumuló en los primeros tres meses del año un total de 33 cancelaciones de pedidos, de ellas 32 del nuevo 787 Dreamliner, lo que supone para Boeing perder contratos valorados en cerca de 4.848 millones de dólares (3.639,4 millones de euros).