Brasil aprueba un crédito para que una aerolínea local compre aviones brasileños

  • Río de Janeiro, 7 abr (EFE).- La recién creada aerolínea Azul se convirtió en la primera compañía aérea de Brasil en recibir un crédito del banco de fomento del Gobierno para adquirir aviones fabricados en el país, informó hoy el estatal Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES).

Brasil aprueba un crédito para que una aerolínea local compre aviones brasileños

Brasil aprueba un crédito para que una aerolínea local compre aviones brasileños

Río de Janeiro, 7 abr (EFE).- La recién creada aerolínea Azul se convirtió en la primera compañía aérea de Brasil en recibir un crédito del banco de fomento del Gobierno para adquirir aviones fabricados en el país, informó hoy el estatal Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES).

El banco afirmó hoy en un comunicado que firmó un contrato para conceder un préstamo por 254 millones de reales (unos 113,4 millones de dólares) para que Azul Líneas Aéreas Brasileñas adquiera cuatro aeronaves de la Empresa Brasileña de Aeronáutica (Embraer).

Serán tres aviones de modelo ERJ-190 con capacidad para 106 pasajeros y uno modelo ERJ-195 con 118 puestos.

"Se trata de la primera financiación en moneda nacional aprobada por el BNDES para la adquisición de aviones de Embraer destinados al mercado doméstico", agregó el comunicado.

Azul, de propiedad del empresario brasileño-estadounidense David Neeleman, fundador de la aerolínea estadounidense de bajo costo JetBlue, es la primera aerolínea del país en operar exclusivamente con aviones fabricados en el país por la Embraer.

Las principales aerolíneas brasileñas, entre ellas la TAM y la Gol, operan con aviones fabricados por Airbus y por Boeing.

Azul, que pretende realizar vuelos regionales a bajo precio, inició sus operaciones en diciembre pasado con dos aviones de Embraer alquilados. Los planes de la empresa, sin embargo, prevén la compra de 43 aeronaves del fabricante brasileño hasta 2012.

Según el BNDES, el crédito aprobado corresponde al 85% del valor que Azul tendrá que pagar por las cuatro aeronaves.

"Además del incentivo a una nueva empresa en el mercado aéreo brasileño, el apoyo financiero del BNDES es un instrumento de estímulo a la adquisición, por compañías aéreas nacionales, de aeronaves fabricadas en Brasil con financiación en moneda nacional", según el comunicado del banco.