British Airways destina 17 millones al apoyo de las pymes británicas, a las que regala 5.000 vuelos

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

British Airways, ante la actual coyuntura económica, lanzó hoy un paquete de medidas para ayudar a las pequeñas y medianas empresas británicas, a las que ha regalado 5.000 vuelos de ida y vuelta valorados en más de 15 millones de libras (16,8 millones de euros).

La aerolínea, con el apoyo de UK Trade & Investment (UKTI) y BritishAmerican Business (BAB), pretende ayudar a las pequeñas y medianas empresas de Reino Unido, que se están viendo afectadas por la recesión, para que encuentren nuevos negocios en el extranjero y recuperen su "legítima" importancia.

A este respecto, British Airways ha instado a otras grandes empresas a apoyar la iniciativa mediante un consorcio que aporte diversos productos, servicios o expertos para ayudar a las pymes británicas.

"Las pequeñas y medianas empresas son la columna vertebral de la economía británica y están siendo gravemente perjudicadas", recalcó el consejero delegado de British Airways, Willie Walsh, quien recordó que "cada semana" cierran 120 pymes en Reino Unido.

"Nos encantaría ver a otras empresas británicas juntas para ayudar Reino Unido a salir de la recesión", señaló el consejero delegado de la aerolínea. Walsh aseguró que estos 5.000 vuelos permitirán a las pequeñas y medianas empresas británicas "viajar para hacer negocios".

Por su parte, el ministro de Comercio e Inversiones de Reino Unido, Davies of Abersoch, mostró su satisfacción por la iniciativa, teniendo en cuenta que la crisis también está creando oportunidades para las empresas que se quieren extender en otros países.

El director de BritishAmerican Business, Peter Hunt, agregó que iniciativas como la de British Airways serán de gran ayuda para que las pequeñas y medianas empresas británicas se desarrollen en el exterior, sobre todo en lo que respecta las relaciones entre Reino Unido y Estados Unidos.

British Airways también anunció hoy ulteriores planes para beneficiar a las empresas y viajeros durante los próximos seis meses, en el marco de una campaña para conseguir que Reino Unido vuelva a activarse.