Dimite el asesor de Obama que ordenó el vuelo de un Air Force One sobre Manhattan

NUEVA YORK, 9 (EUROPA PRESS)

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aceptó ayer la dimisión del director de la Oficina Militar de la Casa Blanca, Louis Caldera, responsable del controvertido vuelo sobre Nueva York realizado a finales de abril por un Boeing 747 que hace las funciones de Air Force One.

La Casa Blanca confirmó ayer esta dimisión, pedida desde diversos ámbitos pese a las disculpas ofrecidas por el propio Caldera, que lamentó horas después del suceso el miedo creado en Manhattan, donde se revivieron los temores del 11-S. El propio Obama se declaró en su momento "furioso" tras conocer el vuelo a baja altura de uno de sus aviones simplemente para realizar una sesión fotográfica.

"He llegado a la conclusión, dada la controversia creada por las fotos aéreas sobre Nueva York, que se me ha hecho imposible encabezar con eficacia la Oficina Militar de la Casa Blanca", indicó Caldera en una carta dirigida a Obama. En cambio, añadió, esta polémica "se ha convertido en una distracción" para el trabajo del presidente.

"Después de mucha reflexión, creo que es mi deber presentar mi dimisión y abandonar mi cargo como director de la Oficina Militar de la Casa Blanca", explicó en la misiva, recogida por la cadena estadounidense CNN.

En su informe, la Casa Blanca expresó que Caldera no recordaba una conversación en la que su 'número dos', George Mulligan, le informaba del vuelo. Caldera no abrió el correo electrónico en el que se detallaban los planes finales hasta después de que ocurrieran ya que, según la Casa Blanca, sufrió espasmos musculares que le mantuvieron varios días alejado de su puesto.