Economía/Transportes.- El tráfico mundial de pasajeros sigue la senda descendente y se desploma un 10,1% en febrero

La IATA pide a los Gobiernos medidas que palien la continua caída del transporte de pasajeros y de carga MADRID, 26 (EUROPA PRESS) El tráfico mundial de pasajeros registró el pasado mes de febrero una caída del 10,1%, continuando así la senda descendente de los últimos meses y acumulando un recorte del 7,8% en los dos primeros meses del año, según los datos difundidos hoy por la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA). La asociación explicó que la reducción de un 5,9% en la capacidad, "la más agresiva desde que comenzó la crisis", no contrarrestó el ritmo de caída de la demanda lo que provocó un recorte de 3,2 puntos porcentuales en el factor de ocupación, que se situó en febrero en el 69,9%. "Continúa el pesimismo. La fuerte caída del tráfico de pasajeros en febrero muestra la amplitud de la crisis", recalcó el presidente de la IATA, Giovanni Bisignani. La fuerte reducción de la demanda afectó en febrero a todas las regiones, aunque las aerolíneas africanas registraron el mayor impacto, contabilizando una caída del 13,7% pese al recorte de capacidad del 11,8%, los "más agresivos". Las compañías de Asia-Pacífico sufrieron una caída del tráfico del 12,8%, superando con creces el 7,8% de ajuste de capacidad, al igual que en el caso de las aerolíneas de norteamericanas que pese a recortar la capacidad un 7,1%, sufrieron en febrero un descenso de la demanda del 12%. En Europa, las compañías aéreas aplicaron una reducción de la capacidad del 7,6%, que no obstante no pudo soportar el descenso del 10,1% en la demanda de los pasajeros, situando el factor de ocupación en el 70,2%. Las aerolíneas latinoamericanas son las que ajustaron más la reducción de capacidad (-2,4%) con la caída de la demanda (-3,8%), mientras que en Oriente Próximo las compañías resistieron la tendencia de caída de demanda con un aumento del 0,4% en el tráfico internacional de pasajeros, pero un "agresivo" incremento de la capacidad del 7,3% empujó los factores de ocupación 4,7 puntos porcentuales a la baja (68,1%). El volumen internacional de carga en febrero se situó un 22,1% por debajo de los niveles de 2008, registrando por tercer mes consecutivo caídas superiores al 20%. "El tráfico de carga, que comenzó a bajar en junio de 2008, antes de que resultasen afectados los mercados de pasajeros, cuenta ahora con tres meses consecutivos de caída entre el 22% y el 23%. Podemos haber tocado fondo en la caída de la carga, pero la magnitud de la misma nos indica que tardará tiempo en recuperarse", recalcó Bisignani. No obstante, la IATA señaló que los recientemente anunciados Índices de Directores de Compra en la Eurozona, que son "útiles como indicadores para el futuro de la carga aérea", muestran una "pequeña e inesperada mejora" en marzo, pese a que las cifras se mantienen en territorio negativo. LA IATA PIDE AYUDA A LOS GOBIERNOS El presidente de la IATA destacó la importancia del transporte aéreo como "catalizador de la actividad económica" y pidió cambios en las políticas para ayudar a estimular la economía jugando su papel de forma efectiva. "Los Gobiernos están gastando billones para dar subsidios a los bancos y billones para estimular las economías. En comparación, nuestras peticiones a los Gobiernos son efectivas en coste y baratas", recalcó Bisignani. En este sentido, el presidente de la IATA consideró que el transporte aéreo necesita una estructura impositiva que ayude a "preservar el empleo en el sector y permita al transporte aéreo jugar su papel como catalizador para una actividad económica más amplia". Así, pidió a los Gobiernos "desmantelar" los 6.900 millones de dólares (5.086 millones de euros) en nuevas tasas impuestas sobre el sector en 2009 "para ayudar a pagar los subsidios a los bancos, a pesar de ser presentadas como medidas medioambientales". "De forma más general, los Gobiernos deben abandonar la idea de cargar impuestos sobre la aviación como si esta fuese un lujo o un pecado, y adoptar una filosofía estratégica que reconozca y apoye el crítico papel de la industria en la economía al conectar las personas con negocios y productos con los mercados", destacó Bisignani. Por otro lado, el presidente de la IATA consideró que las aerolíneas necesitan "libertad comercial para ser capaces de fusionarse o consolidarse cuando tenga sentido comercial, incluso más allá de sus fronteras nacionales". Bisignani también advirtió de que la gravedad de la crisis necesita de una respuesta de la industria y apostó por la "eficiencia como prioridad para toda la cadena de valor" y señaló la importancia de medidas como la reducción del 25% en las tasas de aterrizaje en el aeropuerto Changi de Singapur o la reducción del 50% en los aeropuertos malayos. "Las prioridad para las líneas aéreas en el mundo es la supervivencia, conservar liquidez y ajustar la capacidad a la demanda. Esto supone rehacer y reajustar la industria para enfrentarse con la caída de 62.000 millones de dólares en ingresos previstos para este año. Las líneas aéreas deben tomar decisiones duras para mantenerse a flote, porque nos enfrentamos a unas pérdidas de 4.700 millones de dólares en 2009", reiteró Bisignani.