El Parlament insta al Gobierno a que permita a las líneas aéreas comerciales acceder a la rutas reservadas a uso militar

PALMA DE MALLORCA, 26 (EUROPA PRESS)

El Parlament aprobó hoy por unanimidad una Proposición No de Ley presentada por el PSIB, mediante la cual instó al Gobierno central a la consecución de los objetivos del proyecto impulsado por la Unión Europea de Cielo Único Europeo y, muy especialmente, a la medida de redistribuir el espacio aéreo español y permitir a las líneas comerciales el acceso a las rutas reservadas hasta ahora a usos militares.

Durante su intervención, el parlamentario del PSIB Ernest Ribalaiga recordó que en 2001, la Comisión Europea comenzó a impulsar el proyecto de Cielo Único Europeo, que consiste en el desarrollo y puesta en práctica de una política común, con el fin de conseguir un sistema de transporte aéreo eficaz que permita el funcionamiento seguro y regular de los servicios de transporte aéreo y que facilite la libre circulación de mercancías, personas y servicios.

Así, explicó que esta iniciativa pretende "reformar la arquitectura de la gestión del transporte aéreo en Europa y contribuir al desarrollo sostenible", a través de una organización más racional del espacio aéreo, que aumente su capacidad a la vez que se garantice un alto grado de seguridad en todo el ámbito europeo.

De este modo, recordó que en octubre de 2001, la Comisión Europea adoptó un conjunto de propuestas sobre la gestión del tráfico aéreo encaminadas a lograr el Cielo Único Europeo, en el que se definen los objetivos y principios de funcionamiento para la gestión común del espacio aéreo, mientras que el pasado mes de junio aprobó el segundo paquete legislativo encaminado a la reducción del consumo de combustible y al abaratamiento de los costes operativos con una propuesta de reducción de las emisiones de dióxido de carbono.

El Ministerio de Fomento informa que, según Eurocontrol, en la actualidad, los costes asociados al modelo de espacio aéreo europeo fragmentado se sitúan entre los 880 y los 1.400 millones de euros anuales, los cuales se trasladan al precio final de los billetes. Además, añade que estos costes son entre un 30 y un 60 por ciento superiores a los de EEUU y Australia.

Por otra parte, el Ministerio dirigido por José Blanco señala que a través del Cielo único Europeo, se reorganizarán las estructuras del espacio aéreo con criterios de eficiencia, sin las fronteras nacionales de los países miembros de la UE,lo que será similar a la desaparición de las fronteras físicas terrestres.

Asimismo, supondrá un uso flexible del espacio entre usuarios civiles y militares, lo que, según subraya, contribuirá a mejorar el rendimiento y la capacidad del sistema y a la reducción de costes. Por tanto, en la práctica, la implantación del Cielo único Europeo permitirá de manera progresiva "disponer de rutas más directas para los vuelos; reducir los tiempos de vuelo; conseguir ahorros de combustible y reducir las emisiones contaminantes a la atmósfera y aumentar la puntualidad".

El parlamentario del PP Cristóbal Huguet recalcó que su formación apoya la iniciativa de los socialistas, ya que, según indicó, está de acuerdo con instar al Ejecutivo central a que aplique las medidas para implantar el Cielo Único Europeo, a pesar de que "ya lo está haciendo, al igual que el resto de Estados de la UE".