Expertos apuestan por potenciar el transporte de mercancías como opción de futuro del Aeropuerto de la ciudad

ZARAGOZA, 13 (EUROPA PRESS)

Los expertos responsables del estudio 'El aeropuerto de Zaragoza: Una visión espacial, económica y funcional' apostaron hoy porque se impulse el transporte de calidad de mercancías en el Aeropuerto de Zaragoza para "diferenciarlo" como garantía de futuro.

Según señaló una de las autoras del estudio patrocinado por la Fundación Economía Aragonesa (Fundear), Ana Escalona, en una rueda de prensa que tuvo lugar en Ibercaja Patio de la Infanta de Zaragoza, si bien los viajeros han registrado un "fuerte incremento" desde 2004, hasta alcanzar las 594.000 personas, el punto fuerte del aeropuerto debería pasar por cubrir las necesidades de las empresas de todo el área de influencia y recuperar las mercancías de empresas aragonesas que se mueven por otros aeropuertos.

En cuanto al transporte de mercancías, el rápido crecimiento registrado en esta década ha permitido que el Aeropuerto de Zaragoza sea el cuarto de la península por tonelaje transportado en vuelos completos de mercancías. Además, el aeropuerto ha adquirido un marcado carácter internacional, tras el cese de operaciones de la compañía Plaza-Cargo.

"La apuesta de Plaza-Cargo fue muy arriesgada porque contaba con una línea principal a Canarias que se llenaba en la ida pero no tanto en el regreso, además les tocó el peor momento posible, con subida del precio del combustible y caída de viajeros por la crisis", explicó Escalona.

La carga transportada en el aeropuerto se ha diversificado en los últimos años, pero mantiene una elevada concentración tanto geográfica como por productos y empresa. Baste en este sentido señalar que paquetería (TNT), textil (Inditex) y mariscos y pescados (Caladero) representan más del 95 por ciento de lo transportado.

La carga urgente, transportada por TNT, se concentra en unas treinta empresas situadas también en el entorno del aeropuerto. Entre ellas destacan las que operan en el sector del automóvil, que recurren al transporte aéreo para el aprovisionamiento de material productivo, sobre todo en situaciones de emergencia, y para la distribución al resto de Europa de piezas de recambio.

Con las inversiones efectuadas, el Aeropuerto de Zaragoza podría manejar un tráfico 500 veces mayor que el actual y 24 veces mayor que el que registra el aeropuerto de Madrid-Barajas. Tiene, asimismo, gran potencial para la intermodalidad en los movimientos de mercancías desde o hacia la mayor parte del territorio español.

Ahora bien, estas fortalezas vendrán condicionadas por la evolución las pautas de producción e internacionalización de las empresas en un contexto complejo donde los costes y la calidad de los servicios van a ser determinantes y las empresas pueden decidir encaminar sus flujos aéreos desde o hacia otros aeropuertos.

Los autores destacaron que los servicios proporcionados a las empresas involucradas en las actividades de carga constituyen un "aspecto clave" de la calidad y eficiencia del transporte de mercancías.

Por eso, insistieron en la importancia de la calidad de los equipamientos y servicio a la carga en el aeropuerto de Zaragoza, sobre todo en ahorro de tiempo y sincronización de los distintos modos de transporte, que es decisiva para diferenciarse de otros aeropuertos competidores, y así captar carga de otras áreas y regiones.

INVERSIONES

Los autores del trabajo han sido Ana Escalona, Emilio Larrodé y Jaime Sanaú, todos ellos profesores de la Universidad de Zaragoza, junto a Agustín Gámir, de la Universidad Carlos III y David Ramos, de la Universidad de Salamanca, que han analizado la evolución del Aeropuerto de Zaragoza, centrándose tanto en las mejoras efectuadas como en el reciente y espectacular crecimiento de los tráficos de pasajeros y mercancías.

Las inversiones realizadas en los últimos años se enmarcan en el Plan Director y el Plan Especial del Sistema General Aeroportuario, así como en la celebración de la Expo 2008. Los autores calcularon que, entre 1999 y 2008, se han invertido unos 72 millones de euros en la nueva terminal de pasajeros, la ampliación de la plataforma de estacionamiento de aeronaves y diversas obras de adecuación y urbanización.

Dado el reducido volumen ejecutado, las obras han ejercido impactos de demanda en output y el empleo regional se calcula en 779 puestos de trabajo a tiempo completo.

Estas actuaciones pueden derivar efectos más importantes por el lado de la oferta. De hecho, el aeropuerto puede atender un tráfico de más de un millón de pasajeros anuales, absorber el aumento de las operaciones y albergar el estacionamiento de las aeronaves de gran tamaño para la carga aérea.

PASAJEROS

Respecto a la evolución del tráfico de pasajeros, se destaca en el trabajo que, en los últimos años, el crecimiento del aeropuerto ha superado ampliamente la media española y ha permitido sobrepasar los 500.000 pasajeros anuales.

Es una realidad que el tren de alta velocidad ha restado viajeros en las relaciones aéreas con Madrid y Barcelona. No obstante, esto puede ofrecer oportunidades de complementariedad tren-avión en el tráfico internacional y puede reforzar el atractivo del Aeropuerto de Zaragoza entre los viajeros de regiones del entorno, muy recrecido tras la puesta en funcionamiento de la línea de bajo coste.

Asimismo, entre los efectos de la Expo 2008, se encuentra un incremento de 41.600 pasajeros entre junio y septiembre del año pasado. En este sentido, Ana Escalona consideró que "el impacto de la Expo fue notable pero no extraordinario". "No creo que se registre una caída en el número de pasajeros este año, aunque hay que tener en cuenta que estamos en época de crisis", señaló.