Fernández dice que el conflicto por Aerolíneas "es un episodio superado"

  • Buenos Aires, 11 feb (EFE).- La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, afirmó que el conflicto por la expropiación de Aerolíneas Argentinas al grupo Marsans después de 18 años de gestión española en la compañía "es un episodio que ha sido superado en el marco de las instituciones".

Fernández dice que el conflicto por Aerolíneas "es un episodio superado"

Fernández dice que el conflicto por Aerolíneas "es un episodio superado"

Buenos Aires, 11 feb (EFE).- La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, afirmó que el conflicto por la expropiación de Aerolíneas Argentinas al grupo Marsans después de 18 años de gestión española en la compañía "es un episodio que ha sido superado en el marco de las instituciones".

En una entrevista concedida al canal de televisión bonaerense Telefé durante la visita de Estado que hizo esta semana a España y difundida hoy, Fernández dijo que la expropiación de la aerolínea fue "una decisión adoptada por un país soberano".

"Es una decisión que me hubiera gustado no tener que tomar. Nadie quiere que las cosas salgan mal pero salieron mal, se dejó de prestar un servicio público indispensable y el Estado debe tomar las decisiones que tiene que tomar", explicó.

El Gobierno argentino y Marsans habían firmado en julio pasado un acuerdo de venta de Aerolíneas por el que las partes buscarían tasadores para la compañía y, en caso de discrepancia, acudirían a un tercer auditor.

Sin embargo, Fernández recurrió al Parlamento en diciembre para aprobar la expropiación según la estimación del Tribunal de Tasación argentino, que valoró la empresa en el valor simbólico de un peso.

"El de Aerolíneas es un tema que ya está resuelto por los poderes del Estado de Argentina. La expropiación fue un episodio, parte de una película muy extensa. Si uno se queda sólo con eso, puede no entender", insistió la presidenta en la entrevista difundida hoy por el canal perteneciente al grupo español Telefónica.

Cristina Fernández de Kirchner concluyó este martes una visita oficial a España de dos días en la que fue recibida por el rey Juan Carlos, se reunió con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, pronunció un discurso en el Congreso de los Diputados y mantuvo también encuentros con directivos de grandes empresas presentes en Argentina.

"Antes del viaje, si uno leía algunos diarios en Argentina, parecía que nos estaban esperando con lanzas y para pelearnos. Nunca creí que fuera así porque siempre hemos mantenido con España una amistad inalterable", remarcó la jefa del Estado.

Tras señalar que "fuera de España es en Argentina donde más españoles viven" y que ella misma es "nieta de españoles", Fernández dijo que al ser condecorada con la Orden de Isabel la Católica pensó en sus "abuelos y qué hubieran dicho si veían" la ceremonia.

Además, manifestó que durante su visita a España se reunió con "cinco grandes grupos empresariales" locales, y destacó que "el regreso es con buenas noticias", ya que la petrolera Repsol YPF "confirmó las inversiones que había anunciado para Argentina" y "Telefónica anunció un aumento de las suyas para este año".

El presidente de Telefónica, César Alierta, comunicó a la presidenta argentina en Madrid que la empresa invertirá 1.700 millones de pesos (485,7 millones de dólares) en el desarrollo de banda ancha fija y móvil, servicios de última generación y transmisión de datos en el país sudamericano.

"En materia de inversiones, muy bien", señaló Fernández en referencia a las 360 empresas de capital español radicadas en Argentina y que han invertido 38.000 millones de dólares en los últimos quince años, según datos de la Cámara Española de Comercio.

En cuanto a sus primeros 365 días de gestión, que cumplió en diciembre pasado, la gobernante lo definió como "un año bueno para los argentinos en términos económicos y un año difícil para la primera presidenta mujer" de la historia del país.

"Sabía que no iba a ser fácil. En mi discurso inicial advertí que todo me iba a costar el doble porque era mujer. En 2008 no hice más que confirmar lo que siempre pensé. Es mucho más difícil. Puede parecer una defensa de género, tal vez lo sea", enfatizó.